El exceso de Selfies asociado a la baja autoestima

La revolución que está generado en nuestro día a día las redes sociales, es ya una realidad, así como el estar registrado en cada red social que exista, lo es aún más.

La necesidad de querer compartir todo lo que nos pasa, para muchos nos hace sentir aceptados y comprendidos por una sociedad que cada vez pone de manifiesto este tipo prácticas. Muchos, incluso, llegan a pensar que si no lo hacen su vida no es más que un rutina aburrida.

Pero, ¿hasta qué punto esa simple tarea de hacerse un autorretrato, “Selfie”,  se puede convertir en una obsesión?

Desde el ámbito de la psicología, y según varios estudios realizados, llegamos a la conclusión de que esa necesidad de querer compartirlo todo reiteradamente, está relacionado con la baja autoestima. Del mismo modo, afirmamos que las personas exhiben sólo lo que quieren mostrar,  y eso les permite ir construyendo una identidad que se pone a consideración de los demás con el objetivo de recibir retroalimentación y ser aceptados por una sociedad, que cada vez, se toma el permiso de calificar la vida de las personas. Por tanto hay que tener cuidado con esas prácticas, porque muchas veces, “no todo es lo que parece”.

Influencers-selfie

El “Síndrome Selfie”, y el uso excesivo de las redes sociales se consideran signos narcisistas, pero, ¿qué es ese fenómeno en realidad?

Un trastorno en la personalidad, que implica la preocupación por sí mismo y sobre cómo es percibido por los demás. El narcisista está interesado por la satisfacción de su vanidad y la admiración de sus propios atributos físicos e intelectuales. Para nadie es un secreto que esta práctica no es más que la moda por el culto a la imagen.

Pero, ¿ dónde está el límite?

Un mal uso de las redes sociales, puede llevarnos al suicidio, a trastornos alimenticios, depresiones entre otros muchos. El caso más reciente ocurrió, el pasado 20 de septiembre, cuando una de las influencers mas reconocidas, Celia Fuentes, fue hallada sin vida en su domicilio.

Celia-Fuentes-influencer

Pero, la pregunta que nos hacemos es, cómo una joven con una aparente vida llena de lujos, trabajo, éxito le llevó acabar con su vida. La razón más clara es la obsesión por conseguir un gran número de seguidores, y una constante valoración y el querer idealizar una realidad  que realmente  no existe.

Para resolver este tipo de problemas contamos con la Dra. Carolina Torres es especialista en estos temas.  Consúltanos en el teléfono 653-23-43-36 o en nuestro correo electrónico carolina@psicotorres.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *