Síndrome o Depresión Post-vacacional: cómo evitarlo

El periodo vacacional es un momento para distraerse, ir a la playa o a la montaña, aprovechando los momentos con la familia, amigos o con la pareja. Cuando se termina este periodo vacacional, hay personas que sufren una situación de “síndrome o depresión” que se caracteriza por una profunda tristeza, baja autoestima, pérdida de interés por todo o disminución de las funciones psíquicas.

Este síndrome o depresión se produce al no ser capaz de adaptarse de nuevo a la vida rutinaria, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento.

Es muy difícil concretar qué tipo de trabajadores son los más propensos a sufrir este tipo de situaciones, pero sí podemos hacer una aproximación en base al entorno de trabajo y las características personales. En base a esta reflexión podemos decir que quien más puede padecer este tipo de situaciones son aquellas personas que tienen menor resistencia ante la frustración, y en cuanto a las características del trabajo en sí, son los trabajos más rutinarios, en los que no cabe la innovación, la superación de uno mismo o el planteamiento de nuevas ideas, en los que más suelen darse estos síntomas depresivos.

adios-vacaciones

 

Cuadro clínico:

  • Fatiga general que dificulta o impide a una persona realizar tareas que en condiciones normales se harían fácilmente.
  • Síntomas de Insomnio y de una somnolencia durante el día.
  • Limitación de la capacidad de concentración y tolerancia al trabajo.
  • Cambio del carácter con cierta agresividad que puede llegar a afectar las relaciones con los compañeros generando un mal ambiente laboral.
  • Estrés agudo que se manifiesta en la disminución del rendimiento, palpitaciones, sudoración, aumento de las frecuencias respiratoria y cardiaca, temblores…
  • En extremos, si se perpetúa más allá de unos días, puede aparecer un síndrome de ansiedad generalizada o estrés crónico, que exigiría de tratamiento.

En nuestra clínica Psicotorres.es os ayudamos a controlar este tipo de situaciones y para ello os dejamos algunas pautas para evitar el síndrome post-vacacional:

  • Volver de vacaciones unos días antes. Esto ayuda al trabajador a aclimatarse de forma más paulatina a su vida laboral.
  • Dividir los días de vacaciones. Es aconsejable dividir estos días de vacaciones a lo largo del verano para hacer la vuelta al trabajo menos dura.
  • Empezar de manera gradual y no cargarse de trabajo el primer día. Controlar la intensidad del trabajo, de menos a más intensidad, siempre intentando comenzar por las tareas más fáciles y gratas.
  • Ver el lado positivo. Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencilla. Esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva. Al salir del trabajo intenta tener tiempo para hacer actividades que te gustan.
  • Llevar una buena alimentación. Una dieta rica en alimentos que ayuden a estimular la serotonina, como puede ser el chocolate negro, el pescado azul o las nueces.
  • Se positivo y realista: establece pequeñas motivaciones, ya bien sea el deporte, el cine…etc. 

Sindrome-postvacacional

Infografía  ( Vía coinc.es)

Este síndrome no es un caso aislado, ya que se está convirtiendo en un problema muy común en los meses de Septiembre. Y los periódicos digitales se hacen eco del problema, así nos lo hacen saber desde el periódico digital La Gaceta, con quien han  contado con el Colegio de Psicólogos de Castilla y León.

Pensar en positivo, no adelantar acontecimientos o introducir nuevas actividades en la rutina son algunas de las recomendaciones que dan los expertos para la reincorporación.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en el teléfono 653.23.43.36, en nuestro email  carolina@psicotorres.es, o través de nuestras redes sociales en Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *