Inicio > Terapias Adolescentes > Trastornos de la Conducta Alimentaria

Conducta alimentaria

Trastorno de la conducta alimentaria

Los trastornos de la conducta alimentaria principalmente la anorexia, la bulimia y el trastorno compulsivo del comer son causa importante de morbilidad y mortalidad entre adolescentes, una vez aparecen pueden tener consecuencias devastadoras tanto médicas como psicológicas las cuales mediante un diagnostico y tratamiento temprano podrían ser evitadas.


1. ANOREXIA NERVIOSA

En 1873 Lasegue describió por primera vez la anorexia como un estado de delgadez extrema y un rechazo a la comida, en 1967 se definió como la fobia que tiene una persona hacia su peso, en 1970 se describió como el miedo mórbido a la gordura. La definición de anorexia nerviosa que se usa actualmente es la propuesta desde 1994 por el DSM IV, y se clasifica en dos tipos:

1. La anorexia nerviosa purgativa

2. La anorexia nerviosa restrictiva

La anorexia nerviosa purgativa se caracteriza por el uso de laxantes o diuréticos, mientras que la anorexia nerviosa restrictiva se caracteriza por cambios en la ingesta de alimentos como restricción estricta del consumo de calorías, exclusión total de ciertos alimentos o comidas completas, llegando incluso al ayuno.

Los síntomas y signos de la anorexia nerviosa al inicio de la enfermedad son muy silenciosos y generales y se presentan igualmente en otras patologías, los signos patognomónicos de esta entidad se presentan tardíamente y generalmente son secundarios a la desnutrición. Es por esto que debe sospecharse ante la presencia de:

• Bajo peso o en el límite inferior de normalidad

• Mareo, hipotensión

• Bradicardia

• Piel seca y fría

• Cabello delgado, uñas quebradizas

• Saciedad temprana

• Reflujo gastroesofágico

• Estreñimiento

• Disminución de la libido

• Retraso del desarrollo puberal

• Aparición de lanugo (tardío)

Cambios del comportamiento como:

• Olvido de normas sociales en la mesa

• Aislamiento, permanecer de pie o en movimiento mientras come.

• Tendencia a esconder la comida

• Incapacidad para concentrarse – bajo rendimiento escolar

• Irritabilidad aumentada

• Cambios de conducta alimentaria súbitos como volverse vegetariano sin motivo aparente

• Actividades deportivas con énfasis en la imagen corporal como ballet, gimnasia olímpica, modelaje

• Cambios en horarios de alimentación y sueño

• Excesivo interés por las recetas y contenido calórico de los alimento.

• Prolongación exagerada en el tiempo de comida

• Evita comer con la familia y sitios públicos

• Rechazo a la comida ofrecida por la familia, disculpas y mentiras.


Las consecuencias de la anorexia nerviosa son muchas, y son generalmente derivadas de la desnutrición. A nivel de la reproducción se presenta infertilidad, hijos con bajo peso al nacer, a nivel cardiovascular alteraciones en el ritmo cardiaco como bradicardias, infarto agudo del miocardio, patologías valvulares; a nivel de sistema osteomuscular y dental, osteoporosis, raquitismo, erosión dental; en sistema nervioso alteraciones de memoria, concentración, aprendizaje y a nivel psicológico y afectivo, bajo autoestima, depresión, riesgo de suicidio, que puede llevar a la peor consecuencia de todas, la muerte.


2. BULIMIA NERVIOSA:

Rusell en 1979 describió por primera vez la Bulimia como una variante de la anorexia nerviosa y consideraba que se trataba de un trastorno en donde lo que predominaba era la ausencia del autocontrol de comer, acompañada de una ansia irresistible, profunda y angustiante.

En 1984 Fairburn describió que esos episodios de comida, se viven como excesivos y fuera de control del sujeto y en 1994 la definición del DSM IV es la actualmente aceptada, divide la bulimia en 2 tipos:

1. Purgativo

2. No Purgativo


La Bulimia purgativa es aquella en la que la conducta de compensación de los atracones de comida es la inducción del vomito o el uso de sustancias como los laxantes y diuréticos; y la no purgativa es aquella en la que la conducta de compensación es por ejemplo el ejercicio excesivo

Manifestaciones clínicas:

• Peso normal o sobrepeso

• Esofagitis

• Dolor abdominal crónico

• Saciedad temprana

• Cefaleas

• Trastornos hidroelectrolíticos


Los cambios que se pueden observar en la conducta son:

• Comportamiento impulsivo

• Conductas de riesgo como alcohol, drogas, sexo

• En varones tendencia a la homosexualidad

• Cambios en horarios de alimentación y sueño

• Aislamiento, permanecer de pie o en movimiento mientras come

• Tendencia a esconder la comida

• Comer a escondidas

• Falta de energía y motivación


Complicaciones asociadas a la Bulimia

Al igual que la anorexia la alteración en los diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano es importante, por ejemplo a nivel gastrointestinal pueden presentarse desde cuadros de reflujo gastroesofágico o esofagitis hasta complicaciones más serias como hemorragias de vías digestivas altas por síndrome de Mallory Weiss o perforaciones esofágicas por ulceración. Problemas odontológicos como caries frecuentes, abscesos, complicaciones a nivel de sistema nervioso central similares a las ocurridas en la anorexia como alteración de memoria, aprendizaje, conductas delictivas, abuso de sustancias, promiscuidad entre otros.


3. TRASTORNO COMPULSIVO DEL COMER

En el mundo el sobrepeso y la obesidad en niños y adolescentes ha ido aumentando considerablemente, según el CDC en el 2008 el 20% de la población entre 6 y 11 años tenía sobrepeso y aproximadamente 2-18% de los niños y adolescentes entre 2 -19 años son obesos.

1. Episodios recurrentes de compulsión caracterizados por:

• Ingesta más rápida de lo normal

• Comer hasta sentirse desagradablemente satisfecho

• Ingesta de grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre

• Comer a escondidas

• Sentir disgusto con uno mismo, culpabilidad después de haber comido demasiado

Las consecuencias principales del trastorno compulsivo del comer son principalmente psicológicas y afectivas, ocasionando un bajo autoestima, depresión, frustración. A nivel orgánico las consecuencias esta relacionadas principalmente con el aumento del peso y la obesidad.

El sobrepeso y la Obesidad aumentan el riesgo entre 2 y 3 veces de presentar enfermedades como hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemia, síndrome coronario agudo, apnea del sueño, artralgias, lumbalgias, alteraciones en la fertilidad y cáncer independiente de la edad del paciente.


4.TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA NO ESPECIFICADA

El DSM IV los define como los TCA que no cumplen todos los criterios para ningún TCA específico por ejemplo:

• Cumple los criterios de anorexia nerviosa pero la menstruación es regular, o el peso es normal

• Cumple criterios de bulimia nerviosa pero los atracones ocurren menos de dos veces a la semana

• Masticar y expulsar la comida pero no tragar

• Conductas compensatorias con ingesta pequeña de comidas

En el momento estos son los cuatro trastornos de la conducta alimentaria descritos por el DSM IV, sin embargo existen otros que vale la pena definir como:

• Megarexia: Es un trastorno opuesto a la anorexia nerviosa. Suelen ser personas obesas que se miran al espejo y no lo perciben; por eso no hacen ninguna dieta; se llenan de comida basura (calorías vacías). Ellos se perciben como sanos.

• Vigorexia: Es un trastorno caracterizado por la preocupación obsesiva por el físico y una distorsión del esquema corporal que puede presentar dos manifestaciones: la extrema actividad del deporte o la ingesta compulsiva para subir de peso ante la percepción de estar aún demasiado delgado. Los hombres son los principales afectados por la vigorexia, sin embargo también afecta a las mujeres. Implica una adicción a la actividad física (especialmente a la musculación) y a esta exigencia se suma un trastorno en la alimentación con una dieta poco equilibrada en donde la cantidad de proteínas y carbohidratos consumidos es excesiva, mientras que la cantidad de lípidos se reduce.

• Ortorexia: es un trastorno de la conducta alimentaria caracterizada por la obsesión de comer comida considerada “saludable” por la persona. El sujeto puede evitar ciertos alimentos, como los que contienen grasas, preservantes, o productos animales, y tener una mala alimentación que lleva a la desnutrición.

• Diabulemia: El enfermo de bulimia, también diabético, manipula las dosis de insulina que debe inyectarse, para adelgazar y/o compensar los atracones. A parte de las complicaciones de la bulimia, se añaden las complicaciones mortales a medio plazo, de no inyectarse las dosis correspondientes.

• Pica: Este si está incluido en el DSM IV, se considera una variante de un tipo de trastorno alimentario en el que existe un deseo irresistible de comer o lamer sustancias no nutritivas y poco usuales como tierra, tiza, yeso, virutas de la pintura, bicarbonato de sosa, almidón, pegamento, moho, cenizas de cigarrillo, insectos, papel o cualquier otra cosa que no tiene, en apariencia, ningún valor alimenticio. Ingestión de alimentos no comestibles.


En Psicotorres trabajamos estos problemas desde un abordaje multidisciplinar, es decir, tanto el médico de cabecera, como el psiquiatra como el psicólogo hemos de trabajar en común. Desde la psicoterapia trabajaremos los conflictos que puedan surgir en el adolescente, su personalidad, su identidad, ya que es una etapa clave para forjar la misma así como todos los síntomas y preocupaciones que puedan surgir tanto en la familia como en el adolescente.

tarstorno alimentario


Top