Monthly Archive febrero 2018

PorDra. Carolina Torres

¿Qué causa un trastorno alimenticio?

 

Los trastornos de la alimentación son problemas de conducta muy serios. Son manifestaciones extremas de una variedad de preocupaciones por el peso y la comida con problemas emocionales que pueden llegar a tener graves consecuencias. Los trastornos de alimentación más comunes son la anorexia, la bulimia y los atracones o comer compulsivamente, aunque cada vez se identifican con más frecuencia otros trastornos relacionados con los alimentos, como el trastorno restrictivo o selectivo, los trastornos de imagen corporal y las fobias a los alimentos.

problema-alimento

Tipos de trastornos alimenticios que podemos encontrar:

  • La anorexia. Las personas que lo sufren tienen miedo a subir de peso o engordar, a pesar de que estas personas suelen ser muy delgadas o con muy bajo peso, pero se ven a sí mismo como “gordos”. Normalmente comen muy poco, se controlan mucho las comidas y hacen dietas, ingiriendo muy pocos alimentos, y a la vez suelen realizar ejercicio físico excesivo. Otras personas suelen comer una gran cantidad, y luego intentar eliminar las calorías provocándose vómitos o utilizando medicamentos.
  • La bulimia. Al igual que la anorexia, la bulimia incluye temores de tener ganar peso. Las personas con bulimia comen en exceso y más tarde tratan de eliminar lo que han tomado provocándose vómitos o haciendo ejercicio todo el tiempo. Normalmente, cuando comen en exceso lo hacen de forma secreta. Estas personas suelen sentir que no pueden dejar de comer, y solo paran cuando están demasiado llenos.
  • Atracones o comer compulsivamente. La persona sufre periodos de voracidad impulsiva, o el comer sin parar. No vomitan ni tratan de deshacerse de la comida inmediatamente con ejercicio o laxantes. El peso de estas personas puede variar de normal a discreto, moderado u obesidad severa. 
  • Estos trastornos son más habituales en las mujeres que en los hombres, sobre todo la anorexia y la bulimia. Sin embargo, los atracones  se dan tanto en mujeres como en hombres. Además, estos problemas se centran sobre todo en adolescentes y jóvenes, aunque existen casos de personas más mayores que también lo sufren.

Las personas afectadas no son conscientes de las consecuencias que tienen estos trastornos, por lo que creen que no es necesario un tratamiento. El papel de la familia es muy importante en estas situaciones.

Los trastornos alimenticios suelen desarrollarse a través de la combinación de condiciones psicológicas, interpersonales y sociales. Las personas suelen tener sentimientos inadecuados, como depresión, ansiedad y soledad.

  anorexia-bulimina

Uno de los factores que más importancia tiene, es la idealización obsesiva de nuestra cultura por la delgadez.  Por todo ello, es necesario dirigirse a profesionales de la salud, para buscar un tratamiento adecuado para cada persona.

En Psicotorres encontrarás la ayuda que necesitas. Trabajamos estos problemas desde un abordaje multidisciplinar, es decir, tanto el médico de cabecera, como el psiquiatra como el psicólogo hemos de trabajar en común.

Puedes contactar con nosotros a través de nuestro teléfono 653 23 43 36 o nuestro email carolina@psicotorres.es . Nos encontramos en la calle María Auxiliadora, 74, 2ºB, en Salamanca.

PorDra. Carolina Torres

SÍNDROMES CLÍNICOS DE LA ANSIEDAD

SÍNDROMES CLÍNICOS DE LA ANSIEDAD

 

La ansiedad es una emoción que en muchos casos es adaptativa ya que nos permite estar alerta al ambiente aportando un nivel de motivación necesario para hacer frente a las diferentes situaciones. Si existe un peligro objetivo, cierto nivel de ansiedad nos puede facilitar el afrontamiento y la adaptación.

El problema viene cuando se generan de manera prolongada en el tiempo excesivos niveles de ansiedad. En estos casos la ansiedad se convierte en desadaptativa y provoca malestar, sufrimiento e incapacitación en muchos casos.

Los trastornos de ansiedad pueden manifestarse en diferentes formas, creando así distintos síndromes.

Hay que tener en cuenta que estos síndromes son definidos por los síntomas en el sistema DSM (sistema categorial americano), pero la estructura común es la neurosis que se expresa en diferente sintomatología. Este sistema americano de categorización está siendo duramente criticado en la actualidad porque genera un compendio de síntomas en la que patologiza demasiadas cosas.

Vamos a ver los diferentes síndromes que se pueden presentar en la ansiedad:

  1. TRASTORNO DE PÁNICO

En este trastorno se presenta de manera recurrente un ataque de pánico o ansiedad. Y ¿qué es un ataque de pánico? Es una experiencia de miedo intenso que aparece de forma brusca y muy intensa, acompañada de síntomas fisiológicos.

 

Freud hablaba de tres características principales:

  1. Comienzo espontáneo y brusco de intensa ansiedad
  2. Miedo a morir o estar enfermo
  3. Presencia de síntomas físicos destacados

También añadía que las manifestaciones físicas suelen estar relacionadas con problemas respiratorios, la actividad cardíaca y de la actividad glandular, como por ejemplo la sudoración.

A parte de los síntomas físicos que se dan en el ataque de pánico, como son: palpitaciones, sudoración, temblores, dificultad al respirar, sensación de atragantarse, dolor en el pecho, náuseas, sensación de vértigo, inestabilidad y mareos y desmayos, hormigueos y escalofríos; también se dan síntomas cognitivos como lo son la desrealización (sensación de irrealidad), despersonalización (sentirse apartado de uno mismo), miedo a perder el control o volverse loco y miedo a morir.

El trastorno de pánico puede cursar con o sin agorafobia. ¿Qué significa esto?

Bien, un fenómeno común en los pacientes con trastorno de pánico es el miedo a volver a experimentar un ataque, esto sería como el miedo al miedo. Sería un miedo anticipatorio ante la posibilidad de volver a sufrirlo. Otras personas, sin embargo, asocian la ansiedad anticipatoria a estímulos situacionales como lugares donde el escape es difícil o embarazoso, lugares en los que no pueden recibir asistencia en caso de sufrir un nuevo ataque. Estas personas acaban desarrollando conductas de evitación en menor o mayor medida, que sería la evitación agorafóbica. Estas situaciones producen más ansiedad cuando la persona esta sola, cuando está lejos de casa, cuando está ante situaciones nuevas, etc. El miedo a tales situaciones acompañado de evitación es lo que se conoce como AGORAFOBIA (del griego agora, plaza y phobos, miedo). Es decir, miedo a los lugares públicos y no a los lugares abiertos como comúnmente se cree.

Otro de los síndromes de la ansiedad son los trastornos fóbicos, que pasamos a explicar a continuación.

 

 

 

  1. TRASTORNOS FÓBICOS

Una fobia hace referencia a una reacción de miedo intenso acompañado de evitación o huida. Este miedo suele estar relacionado con estímulos o situaciones específicas. La persona, además, es completamente consciente de que su miedo y conducta de escape son excesivos e irracionales.

Actualmente consideramos tres formas básicas de fobias: la agorafobia, que ya hemos explicado. La fobia específica y la fobia social.

FOBIA ESPECÍFICA: El miedo hace referencia a un estímulo concreto y delimitado. Dentro de las fobias específicas encontramos la fobia animal, la ambiental, la sangre-inyección-daño, situacional u otros tipos). Este tipo de trastorno es el menos incapacitante, ya que la mayoría de estas fobias pueden evitarse con facilidad. Para que la fobia específica sea relevante ha de interferir en la vida cotidiana de la persona y ser frecuente un malestar y sufrimiento.

FOBIA SOCIAL: en este tipo de fobia, el miedo está generado por situaciones sociales en las que la persona se expone a desconocidos o a la evaluación o juicio de personas. Este tipo de fobia suele asociarse con una baja autoestima y miedo a las críticas. Su inicio es habitual en la adolescencia. Para que sea tomada en consideración, volvemos a decir, ha de ser incapacitante para la persona, ya que todos en algún momento como exposiciones en público o exámenes orales hemos pasado esa angustia momentánea.

 

Para finalizar, decir que los trastornos de ansiedad son los que más se dan en la población, siendo los más comunes las fobias específicas seguido del trastorno de ansiedad generalizada.

Desde luego la situación social actual que vivimos es el mayor factor de riesgo para sufrir ansiedad: la búsqueda de empleo, el paro, las malas condiciones y la sociedad de producción en la que el descanso y el tiempo de autoconocimiento y reposo se ve como un fracaso. Deberíamos reflexionar sobre esto, porque estamos continuamente cumpliendo demandas que los otros nos hacen, cumpliendo las expectativas que otros tienen sobre nosotros y acatando directrices. La pregunta del millón es: ¿y tu qué quieres hacer? ¿Qué deseas?

Si crees que padeces ansiedad y necesitas consultar a un profesional, en PsicoTorres podemos ayudarte. Estamos en Calle María Auxiliadora 74, 2B, en Salamanca. Puedes contactarnos en el 653 234 336  o bien a través de nuestro mail carolina@psicotorres.es

 

PorDra. Carolina Torres

Cuándo llevar a los mas peques de la casa al Psicólogo

La infancia es una etapa de alegría, de diversión y de felicidad. Pero aun así, el desarrollo infantil tiene muchos altibajos. En la mayoría de las ocasiones, los padres pueden hacerle frente, ya que muchos problemas son problemas para dormir, que lloren, o que se enfaden, pero suelen ser reacciones de corta duración.

Aún así, existen niños que experimentan problemas y dificultades que no pueden ser controlados por los padres, por lo tanto se necesita consultar a un especialista, a una Psicóloga Infantil.

psicología-infantil-niños

La psicología infantil es una herramienta que está a la disposición de todos los padres para que así puedan ayudar a sus hijos a resolver sus conflictos. La tarea de los psicólogos es conocer qué problemas tienen los niños, buscar las causas y proporcionar soluciones.

Un psicólogo te ayuda a tener apoyo en las situaciones difíciles con los más pequeños, como es el caso del acoso escolar (bullying) o un divorcio de los padres. Además, son profesionales en aplicar juegos y test psicológicos para detectar problemas.

¿Cómo sabemos que nuestro hijo necesita ayuda psicológica?

  • Cuando la conducta del pequeño da un paso atrás, es decir, vuelve a tener una conducta inmadura que ya había superado con anterioridad, y no es capaz de enfrentarse por sí solo a la situación. Por ejemplo, usar el chupete o el biberón.
  • Cuando el niño empieza a presentar conductas violentas o agresivas sin una explicación. Esto significa que algo está afectando al niño, por lo que es conveniente pedir ayuda.
  • Cuando están tristes o deprimidos. Es muy importante que en estas ocasiones los padres hablen con sus hijos para ver cómo se siente y poder saber qué le está ocurriendo.
  • Cuando tienen un bajo rendimiento escolar, o se aíslan. Esto significa que se encuentran en un problema, y lo manifiestan a través de sus calificaciones, o negándose a acudir al colegio.
  • psicologo-infantil-hijos

Algunos padres piensan que solo deben llevar a sus pequeños al psicólogo si presentan alguna patología mental, pero no es así. La psicología infantil es muy útil para ayudar a los niños a orientarse y a poder desarrollar sus habilidades.

Aunque no todo basta con llevar al pequeño al psicólogo, los padres y toda la familia también tienen que poner de su parte, y apoyar y ayudar todo lo que puedan, ya que es el entorno en el que convive el niño día a día.

Si tu pequeño tiene algún problema, visita nuestra clínica a ponerle solución. Nuestra dirección es C/María Auxiliadora, 74, 2ºB, Salamanca. Puede ponerse en contacto a través de nuestro teléfono 653 23 43 36, o a través de nuestro email carolina@psicotorres.es