Monthly Archive mayo 2018

PorDra. Carolina Torres

Adicciones a las Nuevas Tecnologías, las nuevas adiciones sin sustancia

Un uso inadecuado de Internet por los niños y adolescentes puede provocar problemas. Para evitarlo, es importante que enseñes a tus hijos desde pequeño a usar Internet de una forma segura y adecuada.

Los niños y adolescentes que acceden a la Red tienen un gran mundo de posibilidades con mucha información valiosa, pero también existen situaciones en Internet que amenacen la privacidad o seguridad de tus hijos.

jovenes-adictos-tecnologias

Hay que enseñar a los menores que se puede y no se puede hacer cuando navegan en Internet. Los principales riesgos a los que se enfrentan los menores en la Red son:

  • Acceder a contenidos no adecuados, ya sea por equivocación o de manera intencional.
  • Ser estafados al comprar en sitios web no autorizados o falsos, en los cuales pueden ofrecer datos personales como número de teléfono o la tarjeta de crédito.
  • Si los niños y adolescentes permanecen mucho tiempo delante de los ordenadores, es posible que se aíslen y que esto perjudique a sus relaciones sociales.
  • El sedentarismo y abuso de las pantallas puede provocar graves problemas de salud, como obesidad infantil, trastornos oculares o lesiones cervicales.
  • La publicidad de algunas páginas web puede contener imágenes con alto contenido sexual.
  • El acceso a chats puede poner a los niños en contacto con personas que buscan víctimas para llevar a cabo un acoso sexual.
  • El ciberbullying es otro de los graves riesgos de Internet para los niños y jóvenes, donde una persona pretende destruir la persona de otra mediante la utilización de los medios tecnológicos.

prevenir-adiccion-internet

Los padres deben tener presente que el mundo tecnológico no preparan al niño para las relaciones interpersonales reales. Si realmente dedicas tiempo para ayudar a tu hijo a explorar los servicios de conexión y si participas periódicamente con él mientras usa Internet, tendrás la oportunidad de supervisar y encaminar el uso que tu hijo hace del ordenador.

Es cierto que esta generación tiene una gran capacidad de auto-aprendizaje, son dinámicos, inquietos, curiosos, intuitivos y multitarea, pero también desconocen la otra cara de su propia realidad virtual y se hace necesario que padres de familia, docentes, Estado y la sociedad en general los formen sobre cómo aprovechar la tecnología para desarrollar capacidades y competencias que les permitan un crecimiento sano.

Si tu hijo tiene adicción a la tecnología, ven a PsicoTorres a ponerle solución. Nuestra dirección es C/María Auxiliadora, 74, 2ºB, Salamanca. Puede ponerse en contacto a través de nuestro teléfono 653 23 43 36, o a través de nuestro email carolina@psicotorres.es .

Te ayudamos a aprender a vivir SIN depender

PorDra. Carolina Torres

Complejo fraterno, ¿en qué consiste?

Este terminó fue creado y desarrollado por el psicoanalista argentino  Luis Kancyper, especialista en psicoterapia de niños y adolescentes.

¿Qué entendemos por “complejo”? Un conjunto organizado de representaciones y de recuerdos dotados de intenso valor afectivo, parcial o totalmente inconsciente. ComoFraternotiene que ver con los hermanos, Kancyper define este constructo como: conjunto organizado de deseos hostiles y amorosos que el niño experimenta respecto a sus hermanos. Suele ser una manera de compensar y remplazar funciones parentales fallidas. Y tiene mucho que ver con el complejo de Edipo y el Narcisismo.

Freud en el texto “la novela familiar de los neuróticos” de 1908 ya hablaba de que la rivalidad fraterna es la escena en la que se produce la separación y la entrada al progreso social. Lacan, también habló del complejo fraterno, denominándolo “complejo de la intrusión”, haciendo referencia a la experiencia que se vive al comprobar que se tiene hermanos. Así, Lacan, explicaba que la participación de un ser semejante en el complejo familiar, hace que se experimente como una intrusión, al hermano se le ve como un intruso que se apropia de algo sin razón ni derecho, y esto provoca un acontecimiento traumático.

¿Qué es el complejo de Edipo? El primer objeto amoroso del niño suele ser la madre y a medida que el padre va ganando protagonismo, surgen; las envidias, los celos, las rivalidades, la ambivalencia (amor-odio), ya que comprende que no es el centro de atención y que sus progenitores tienen una unión afectiva de la que él está excluido. Lo que se entiende normalmente por este complejo, es que existe un sentimiento de amor por parte del niño, hacia el progenitor del sexo opuesto y una rivalidad hacia el progenitor del mismo sexo. Este complejo aparece cuando el niño no es capaz de interiorizar que algo que él desea también lo puede desear un tercero, pudiendo ser una persona u cualquier otra cosa. Es decir, puede que un niño no sea capaz de soportar que tenga que compartir a su mamá con el trabajo de esta. Por lo tanto, el niño tiene que reprimir sus deseos (mecanismo de defensa de la represión), elaborándose de esta manera, lo que en psicoanálisis se denomina Neurosis.

celos-hermanos

Es lo que Lacan nos explica como nombre del padre. Es la madre la que tiene que dar el lugar al padre mediante la palabra, para que el niño acceda a la sociedad y al terreno de lo simbólico. Es decir, en un primer momento (en el del narcisismo primario), el niño es el ombligo del mundo y recibe todas las atenciones que demanda, pero eso tiene que ser superado al integrar que no es el único objeto de amor para mamá o papá, que los padres forman su propio sistema y él es un tercero. Es decir, que tiene que compartir ser el objeto de amor, con un tercero.

El papá rompe la simbiosis niño-mamá. Si bien al principio hay una dependencia que resulta estructural y estructurante, la separación de papá y mamá será necesaria para la exogamia, para la entrada a lo simbólico y a la cultura.

Este complejo de Edipo, se reactiva con la llegada de un hermanito, ya que de nuevo se presenta una tríada en la que hay que luchar por ser el objeto de amor.

¿Cuándo ocurre?

El complejo fraterno suele ocurrir ante la llegada o sospecha de que en la familia pueda venir un nuevo niño. En ese momento, se activan los miedos sobre que ese acontecimiento les prive de sus cuidados y amor. Un nuevo hermano es la primera aparición extraña en la infancia y es posible que active comportamientos narcisistas y conflictos edípicos.

rivalidad-entre-hermanos

 

Para que aparezca la rivalidad entre hermanos, es necesario la existencia de un tercero que agudice este tipo de complejo, como por ejemplo el padre. El rol de este, tiene gran importancia, cuánto más involucrado esté con la familia, más empático, cariñoso y comprensivo sea, el riesgo de que haya una rivalidad entre hermanos será menor.

Además, es de suma importancia la posición que ocupe el hijo/a. en esta protesta fraterna, uno de los hermanos manifiesta un rechazo hacia el otro hermano, unido a sentimientos fantasmáticos agresivos debido a que, según él, ocupa un lugar privilegiado e injusto. El hermano menor suele ser eximido de ocupar un lugar de responsabilidad familiar, de esta manera esto le permite ser cuestionador y creativo. Mientras que el hermano mayor ocupa el lugar de mayor responsabilidad y es más conservador, atacando de manera más firme las normas parentales.

A primera vista, podemos pensar que estamos hablando de los típicos celos que tiene el hermano mayor frente a su nuevo hermanito. Pero es más complicado de lo que parece. Este complejo tiene mucha importancia en la estructuración de la vida psíquica, incluso llegando a afectar al proceso de la identidad, ya que podría llegar a generar confusión, superponer roles, etc. Estamos hablando de la reactivación de la tríada edípica, de un conflicto inconsciente que de no ser resuelto de manera saludable, afectará a la manera en que nos relacionamos con el resto de personas, es decir, afectará directamente a nuestras relaciones sociales, de trabajo, y provocará regresiones a la etapa de narcicismo primario, demandando atención de una manera infantil de manera repetida.

Para resolver esta tríada de manera sana, hemos de aceptar que no queda otra que ser el objeto compartido de amor y aceptar lo que denominamos falta. Hemos de ser conscientes que nadie nos va a proporcionar el amor que un día nuestra madre nos dio colmando todas nuestras necesidades, y esa falta y su aceptación, es el motor de nuestro deseo y de la entrada al orden social. Tenemos que vivir con la idea de que no somos el todo para nadie. Esto lo vemos en multitud de ocasiones: quieres más a fulanito que a menganito, prefieres a tal antes que a mi, prefieres estar trabajando que estar conmigo….en todas estas situaciones lo que hay de común es una regresión a la etapa narcisista y una demanda de amor infantil.

Un conflicto edípico no resuelto nos lleva directamente a entablar relaciones de rivalidad en cualquier tríada o grupo. (esto en el mundo de los adultos).

¿Cómo se manifiesta en los niños?

manifiestas-niños

Existen una serie de conductas regresivas que se observan tras el nacimiento de un hermano, algunas de ellas son:

  • Volver a mojar la cama por las noches
  • Tartamudeo o hablar como un bebé
  • Cambios en la conducta alimentaria, como dejar de comer, o comer mucho, querer tomar biberón…
  • Volver a usar el chupete
  • Tener fuertes berrinches

Pueden realizar estas conductas regresivas como una necesidad de imitar al bebé, con el fin, de que los padres le presten atención. Estas conductas, se pueden ver magnificadas dependiendo de la edad del hermano al nacer el nuevo bebé. Cuanto mayor sea el hermano, las conductas regresivas serán menos intensas, pero realizarán conductas acorde a su edad. Por ejemplo, no quieren ir a la escuela para así poder pasar más tiempo con la madre.

Sin embargo, se observa de manera paradójica, que aunque tengan conductas regresivas, esos hermanos mayores adquieren habilidades de manera más rápida, como: el lenguaje, la autosuficiencia y ciertas conductas motoras (caminar, correr…).

¿Funciones que desarrolla el complejo fraterno?

Un hermano puede desempeñar cuatro funciones: Sustitutiva, defensiva, elaborativa y estructurante.

  • Sustitutiva: es una manera de compensar y remplazar funciones parentales fallidas. Esta función, también tiene mucho que ver con otras dos funciones, como son la elaborativa, colaborando en la elaboración del complejo de Edipo y del Narcisismo, y la defensiva, debido a que se desplaza la angustia que se siente por los progenitores en los hermanos. Freud explicó esta función, en la conferencia Nº21 donde indicaba que:

Un hermano puede sustituir el amor de la madre por el de la hermana, siendo esta su nuevo objeto de amor. Si son varios hermanos los que compiten por el amor de la hermana, esa situación de rivalidad, cobrará significación más tarde en la vida. En el caso de la hermana, puede sustituir el amor del padre por el de un hermano mayor o un hermano menor (elaboración del complejo de Edipo).

  • Defensiva: Aparece cuando la relación entre los hermanos es hostil. Este tipo de relación encubre situaciones edípicas o Narcisistas conflictivas no resueltas, y como ya hemos comentado antes, también existe un desplazamiento de la angustia, de padres a hermanos. Para evitar esta hostilidad, los progenitores deben mostrarse unidos.
  • Elaborativa: Esta función es fundamental para la vida psíquica de la persona. Si el sujeto permanece fijado a traumas fraternos, no logrará una adecuada superación del conflicto edípico y constantemente tendrá una rivalidad con sus iguales. En este sentido, aparecerán las culpas edípicas no elaboradas, las culpas fraternas y narcisistas, con sus correspondientes castigos conscientes e inconscientes.
  • Estructurante: Tiene un papel estructurante porque organiza la vida anímica del sujeto, de los pueblos y de la cultura, es decir, influye en cómo somos, cómo deseamos ser, a quién vamos a amar o amamos, qué amigos vamos a elegir, etc.

¿Cómo los padres pueden ayudar en todo esto?

reñir-niños

Es primordial aceptar que los niños tienen sentimientos negativos, hay que permitir que los expresen. Pero ojo, no tender a subestimar la violencia entre hermanos. Tendemos a pensar que es normal que los hermanos se insulten, se peguen o se digan barbaridades, y esto es una forma de violencia. De hecho, si nos paramos a pensar, si un hombre o mujer agrede a su pareja, es un delito y a todos nos parece inaceptable, pero parece que la violencia entre hermanos la tenemos asumida como normal y no es así.

Esto ocurre así si los padres no ponen límites desde un inicio, si los padres muestran abiertamente la preferencia o le dan la razón a uno a otro, aumentando así las diferencias entre los hermanos, y por ende, el odio. Son los padres los que mediante las normas y límites tienen que frenar las agresiones entre hermanos.

Cuidado, porque estamos en una época en la que tendemos a consentir a los niños, es de suma importancia poner esos límites y que los padres sean vistos como figuras de autoridad a los que respetar, no como unos colegas que se posicionan de un bando o de otro o que toleran pataletas y dan la razón a los niños con tal de que se callen. De esta manera crearemos personas que a través de rabietas y pisando a otros es como conseguirán las cosas.

PorDra. Carolina Torres

Estrés postraumático tras una agresión sexual

El tema de la agresión sexual lo tenemos muy actual por varios casos que han sucedido en nuestro país recientemente.

Cuando sufres una agresión sexual toda tu vida cambia, y la de los que están a tu alrededor también. Lo peor de todo es no saber afrontarla, llegando en ocasiones a culpabilizar a la víctima aunque sea de manera no consciente.

Esta culpabilización junto con las secuelas físicas y psicológicas de la propia agresión sexual hará que la víctima sufra por partida doble. Un tratamiento psicológico adecuado es una variable muy importante en la recuperación. Y si el tratamiento incluye a los familiares de la víctima, ayudaría mucho en el proceso.

abuso

Consecuencias personales de una agresión sexual

Cuando sufres una agresión sexual, todo cambia. Te han robado tu parte más privada, tu sexualidad, esa parte de tu ser que compartes con quien quieres.

Al principio hay una fase de shock tan grande que puede llegar a la propia despersonalización de la víctima. La realidad duele tanto, que para protegerse, la víctima llega a hablar de su propio cuerpo en tercera persona.

También es posible que no recuerde nada de lo ocurrido nada más producirse la agresión, que esté desorientada y muy asustada. Cuando los recuerdos vuelven, se empieza a tomar conciencia de lo sucedido, a sentir en el dolor físico y a pensar en el propio bienestar.

Con las preguntas de la policía y el equipo médico, la víctima vuelve a revivir todo lo ocurrido al máximo detalle para que las autoridades den con el agresor, por lo que la víctima vuelve a vivir ese horror sin estar preparada para ello. Estas víctimas se enfrentan a lo que se conoce como trastornos de estrés postraumático:

agresión-no-es-no

  • La víctima revive intensamente la agresión sufrida mediante imágenes o recuerdos involuntarios. También pueden sufrir pesadillas.
  • Aumenta la activación de un estado de alerta o ansiedad continuo como respuesta a la agresión sexual.
  • Tiende a evitar las situaciones o lugares asociadas a la agresión, incluso rechazando hablar de lo ocurrido.
  • Aparecen alteraciones como irritabilidad, falta de concentración y problemas para dormir.

Por ello, la ayuda de un profesional de la Psicología para superar una agresión sexual es fundamental, ya que si el estrés postraumático no es tratado correctamente desde un principio, se convierte en un problema crónico que se agudiza y que tendrá graves consecuencias para la víctima.

Si necesitas ayuda psicológica tras una agresión sexual, ven a nuestro centro de Piscología en Salamanca y nosotros te ayudaremos. Nuestra dirección es C/María Auxiliadora, 74, 2ºB, Salamanca. Puede ponerse en contacto a través de nuestro teléfono 653 23 43 36, o a través de nuestro email carolina@psicotorres.es .