Archivo de categoría Infanto juvenil

PorAlba Sánchez Morán

Terapia online o presencial

En PsicoTorres somos un equipo de psicólogos expertos en distintos campos de la psicología. Ante la pandemia que estamos viviendo, contamos con medios y medidas de seguridad para realizar terapia online o presencial. Gracias a la Telepsicología podemos llegar a cualquier lugar del mundo. Nuestro objetivo como centro sanitario es aportar una ayuda multidisciplinar abordando una amplia gama de necesidades de la población. Estamos especializados en distintos servicios. A lo largo de este artículo habrá distintos hipervínculos en los que se puede pinchar para obtener más información.

Terapia online o presencial en adultos

Nuestro equipo tiene una amplia formación para abordar distintas problemáticas como: procesos de duelo, distintos síndromes clínicos de ansiedad, depresión, problemas de autoestima, crisis del ciclo vital, problemas de comunicación, disfunciones sexuales, abusos sexuales o violacionesviolencia de génerotransexualidadproblemas con la alimentación, etc. Asimismo, somos expertos en Psicopatologías  graves como los trastornos de personalidad o la bipolaridad. Además, hemos estado aprovechando el tiempo de confinamiento para obtener formación actualizada en los problemas psicológicos asociados a la nueva situación que ha generado el coronavirus.

terapia online y presencial

Terapia Infanto-Juvenil

Debido a la situación actual, no estamos atendiendo a niños ya que es inviable realizar terapia online o presencial respetando la distancia de seguridad. Sin embargo, es uno de los servicios que también somos expertos. Continuamos en la actualidad, vía telemática o presencial, con los adolescentes.

Algunas de las problemáticas que solemos abordar en este campo son: bullying , trastorno del déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)problemas de lenguajedepresiónaltas capacidadesabuso sexual infantilproblemas con la alimentación, psicooncología infantiladicciones a las nuevas tecnologíasrivalidad entre hermanos, fobias, miedo al fracasoniños tiranosmaltrato de hijos a padresintentos de suicidio, etc.

Familia

Terapia online o presencial de pareja o sexual

Además de atender problemas de pareja o sexuales en terapia individual, somos especialistas en terapia de pareja. Ayudamos en cualquier punto donde se encuentre la relación; ya sea al  inicio o en los procesos de divorcio. Tratamos problemas de comunicacióncelosinteracciones negativas, ayudamos a fomentar las interacciones positivas, etc. También realizamos mediación familiar, incluyendo a distintos miembros de la familia si el caso así lo requiere.

Terapia de pareja

Neuropsicología

Otro de los servicios que aportamos en nuestra clínica sanitaria es la evaluación y tratamiento neuropsicológico. En este caso, es recomendable que la terapia sea presencial aunque también es posible online. El Neuropsicólogo tendría que estudiar el caso y ver la viabilidad de ambas opciones. Algunas de las problemáticas que solemos abordar son: ictusenfermedad de Alzheimerdiscapacidad intelectual, etc.

Neuropsicología

 

Peritaje psicológico

El peritaje psicológico es otro de los recursos que ofrecemos en PsicoTorres. Realizamos evaluaciones e informes para el ámbito penal, civil y social. Del mismo modo que el servicio neuropsicológico, en este caso, no siempre es posible realizarlo vía online.

 

peritaje psicológico

Si estás interesado en alguno de nuestros servicios puedes consultarnos a través del número de teléfono 653234336 y te informamos sin compromiso. Puedes tener la cita vía online o presencial. Estamos en calle María Auxiliadora, Nº74, 2ºB o calle María Auxiliadora, Nº 55, Entreplanta Nº1. Contamos con todas las medidas de seguridad necesarias que requiere la COVID-19. También puedes pedir tu cita a través del siguiente enlace–> pincha aquí.

PorDra. Carolina Torres

ABURRIMIENTO: SEMILLA PARA LA CREATIVIDAD

#YOMEQUEDOENCASA

Estábamos viviendo un momento social en el que, como ya hemos comentado en varias ocasiones, los niños parecían “pequeños ejecutivos”, es decir, tenían casi más actividades y obligaciones que los adultos.

Por la mañana, 6 horas de cole, por la tarde, deberes, clases de inglés, natación, violín y los findes de semana, partido y concierto.

Llevábamos advirtiéndolo tiempo, los niños no juegan, y el juego es crucial tanto para el desarrollo de la inteligencia, como para el simbolismo y la creatividad. Es, desde el aburrimiento, donde los niños imaginan, fantasean, realizan juegos espontáneos, crean obras de arte, etc.

Recuerdo pasear por el parque en el que pasé mi infancia con mis yayos, y no ver ni un niño o niña jugando. Cuando yo era niña, corríamos jugando al escondite, al pilla-pilla, a ser jardineros, a buscar piedras preciosas cual tesoro, en fin, pasábamos las tardes, inventando y creando. Ahora, la imagen que veía era de niños en bares con sus padres enchufados a un móvil o una Tablet, recibiendo millones de estímulos por segundo y por supuesto, con el juego ya creado. El juego ya viene con los personajes, con las normas, NO TIENES QUE PENSAR.

 

Ahora, sin embargo, nos hemos chocado de bruces con el “parar”. De repente los niños no tienen cole, ni violín, ni judo ni tenis, ni inglés, ni alemán. Ahora los niños, SE ABURREN.

Debemos de aprovechar este confinamiento para explicarles a los niños que el aburrimiento no es malo, que nos incita a imaginar nuevos mundos, nuevas actividades…los niños han de tener un espacio para jugar, para ser libres.

Intentemos huir de las tablets y los videojuegos lo máximo posible, y que saquen todos esos coches, herramientas, muñecas, dinosaurios, instrumentos, etc y que jueguen. Es nuevo para todos, porque desgraciadamente, hay niños que hoy por hoy, no saben jugar.

Dejémosles que disfruten, porque el juego, también es aprendizaje. Que aprendan del aburrimiento, de la frustración, y que entiendan, que no todo puede ser ahora y ya, como estamos acostumbrados en la sociedad del click. El niño que juega, aprende a manejar su angustia, a conocerse y plantearse en un mundo exterior en la relación con otros.

Por lo tanto, el juego influye en la regulación emocional, en el desarrollo de la personalidad, en el desarrollo del lenguaje, en el conocimiento social y de roles y por ende, en la inteligencia.

Participemos con ellos de los juegos, historias de piratas, de hadas, de monstruos, etc.. encontraremos un lugar en el que generar vínculos, una evasión para la angustia, y sobre todo, encontraremos placer.

En PsicoTorres continuamos atendiendo de manera on line. Si necesitas de nuestra ayuda en estos momentos, nuestro equipo estará encantado de acompañarte.

Puede ponerte en contacto en el 652123336 y te informamos de todo. Quedamos a vuestra disposición. Mucho ánimo a tod@s!!

 

PorAlba Sánchez Morán

La importancia del juego en la infancia.

Estamos en la época donde los catálogos y anuncios de juguetes toman total protagonismo. Todo el mundo sabe de la importancia del juego en la infancia, por lo que no hay mejor regalo para un niño que un juguete. En Psicoterapia, cuando pedimos a las personas que nos narren su historia de vida siempre nos interesa saber a que jugaban cuando eran pequeños. Parece una pregunta azarosa o que simplemente busca evocar recuerdos felices, pero no lo hacemos con esa única finalidad. El juego proporciona mucha información sobre una persona. Entre otras cosas, habla de sus intereses, sus capacidades y de los distintos tipos de inteligencia que puede tener una persona.

Por ejemplo, un niño mientras juega con unas muñecas (creando historias, vivencias,  hablando entre ellas) está desarrollando su inteligencia interpersonal. Esa Inteligencia le aporta habilidades sociales, le ayuda a resolver problemas cotidianos, le ayuda a empatizar, a expresar emociones… También, con ese mismo juego puede estar desarrollando una inteligencia espacial, ya que está creando un contexto donde ocurren las vivencias.

Potenciar las capacidades donde destacamos proporciona mucha satisfacción personal y está totalmente relacionado con la autoestima. Por lo que, ¿Hay mejor forma de hacerlo que a través del juego? No la hay, por lo que pongamos interés en descubrir el universo de nuestro niño y ofrezcamos los medios necesarios para estimular su identidad.

Universo del juego

Como decíamos, ahora es tiempo de comprar regalos. Llega la Navidad y queremos hacer un análisis sobre las diferentes campañas publicitarias que ha habido a lo largo de los años. En estas campañas podemos ver la evolución en cuanto a los roles de género. A modo de ejemplo, vamos a comparar un catálogo de juguetes de 2014 y el catálogo de juguetes del 2019, teniendo en cuenta tres variables: colores, tipos de juguetes y roles.

  • Catálogo de juguetes de 2014:

Los juguetes que se asocian al género femenino son de colores claros como el pastel, rosa o el malva. El tipo de juguetes característico son las cocinitas o aspectos relacionados con el hogar, los peluches, las muñecas, el maquillaje o la peluquería, los bebés, los abalorios y los disfraces de hada y de princesas. En cuanto a los roles se las asocia a ser amas de casa, enfermeras, madres, cuidadoras, etc.

Al analizar al género masculino, observamos que los colores que predominan son los oscuros como el azul, el rojo, marrón, verdes, etc. El tipo de juguetes asociados a este género son los coches, las construcciones, los juguetes de acción, las pistolas, los animales y disfraces de piratas, héroes o guerreros. Los roles que representan son el de bombero, explorador, policías, etc.

  • Catálogo de juguetes de 2019:

Sigue habiendo una tendencia similar en los colores aunque en el caso de las otras variables (Tipo de juguetes y roles) no existen tantas diferencias. Actualmente se puede observar a ambos géneros compartiendo una caja de herramientas y jugando a papás y mamás.

Como vemos, desde hace pocos años las diferencias de género han dejado de ser tan notables. Normalizar cualquier juego para todos permite a la persona ser quién desea ser, formar una identidad satisfactoria y potenciar sus verdaderas capacidades. Por eso la importancia del juego en la infancia.

Hay que dejar a los niños elegir sus juegos porque no es una simple elección, es una decisión que les está construyendo como personas. Hay que dejar espacio para jugar cada día y no equivocar jugar con estar delante de una tablet o televisión. Añadimos más, el exceso de aparatos electrónicos se asocia con el TDAH y la baja tolerancia a la frustración. Un niño no puede estar quieto únicamente porque tenga una pantalla delante. Lo que los aparatos y pantallas hacen, es darle al niño las escenas ya hechas, por lo que anulan por completo su creatividad y su capacidad inventiva a través del aburrimiento.

Tampoco estamos hablando de comprar todo lo que quiere, ni que haya muchos juguetes. En este sentido, también hay estudios que relacionan el TDAH con la multitud de juguetes. Al final, son distintos estímulos llamando la atención del niño, no permitiendo la focalización en uno de ellos, lo que hace su atención fluctuante.

De lo que hablamos es de respetar sus gustos. No existen juguetes «para niños» o «para niñas» de forma estandarizada. El estigma está en la mirada del otro. Demos a cada niño la oportunidad de ser quién desea ser y una vez más, destacamos la importancia del juego en la infancia como vehículo de aprendizaje y de la construcción de la identidad de la persona.

Juego

PorAlba Sánchez Morán

Las múltiples inteligencias que podemos tener.

En este post, vamos a dar una serie de claves para ayudar a identificar las múltiples inteligencias que podemos tener. Gracias a Howard Gardner se ha cambiado la idea que teníamos como inteligencia. Cada uno de nosotros somos diferentes cognitivamente, contamos con diferentes capacidades y ninguna de ellas es mejor que otra.

Aún persiste la creencia de que la inteligencia son los aspectos verbales y numéricos. En la mayoría de colegios, aún, solo se centran en estos dos tipos de inteligencia. Esto es un grave error, ya que nuestros pequeños y pequeñas se pueden sentir unos «fracasados»,  unos «tontos», «incapaces» de superar las pruebas académicas que se les exigen. Sin embargo, el fracaso está en el sistema educativo, ya que no se adecua a las necesidades de cada niño de forma individualizada. No se potencia cada capacidad, sino que se les exige cumplir el mismo estándar, algo que resulta imposible. Esto nos puede llevar a confusión y diagnosticar a niños que fracasan académicamente, como ya explicamos en el post de Trastorno del déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). 

Hay una frase popular que describe muy bien aquello de lo que hablamos:

«Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil».

No está dentro de nuestras competencias cambiar el sistema educativo, pero si podemos hacer una pequeña reivindicación y lanzar el mensaje de que cada persona es única. No tener unas excelentes notas, no significa que no vaya a ser un excelente profesional posterior. Tampoco debe dañar nuestro autoconcepto, o visión sobre nosotros mismos.

Cuidado con las altas exigencias. Cuidado con las comparaciones del tipo «mira Fulanito que ha sacado un 9 y tú un 6, muy difícil no habrá sido el examen».  No podemos ser buenos en todo, o quizás para lo que seamos buenos no esté reflejado en ninguna o casi ninguna asignatura que estamos cursando. Una nota no habla de quienes somos, ni mucho menos de quién podemos llegar a ser.

capacidad

Inteligencias múltiples.

La inteligencia tiene relación con el modo en el que la gente desarrolla capacidades especiales que son importantes para su modo de vida. Por ello, hay que tener en cuenta TODOS los roles. ¿Qué inteligencia tiene un atleta, un cocinero, un psicólogo o un ingeniero? Cada uno tiene una inteligencia diferente que le hace apto para su trabajo.

Gardner en su teoría sobre las inteligencias múltiples hablaba especialmente de 7 tipos, aunque actualmente se han ido reconociendo alguna más.

1. Inteligencia lingüística.

Las personas con inteligencia lingüística tienen una alta sensibilidad para el significado de las palabras. Son buenos oradores, con facilidad para expresar y comunicarse. El ejemplo más típico es el poeta.

2. Inteligencia lógico-matemática.

Las personas con esta inteligencia tienen una mayor capacidad para usar los números. Analizan bien los datos, categorizan, clasifican, demuestran hipótesis, etc. El prototipo es  el matemático o profesionales de esa índole.

3. Inteligencia corporal o cinestésica.

Esta inteligencia permite tener un buen control del movimiento corporal propio. También la tienen las personas con una buena habilidad para manejar objetos. Este tipo de inteligencia la tienen los deportistas o también personas que se dediquen a trabajos manuales como podrían ser los mecánicos, joyeros, etc.

4. Inteligencia espacial.

Las personas con esta inteligencia destacan por su capacidad para percibir el mundo de un modo visoespacial. Esta inteligencia es imprescindible, por ejemplo, para los arquitectos.

5. Inteligencia musical.

Este tipo de inteligencia habla sobre la comprensión y expresión del lenguaje musical. Las personas que la tienen son buenos percibiendo el tono, la melodía y el ritmo. Por supuesto, estamos hablando de los músicos, bailarines y cantantes.

6. Inteligencia Interpersonal.

Esta inteligencia se refiere a la capacidad para percibir los elementos característicos de las relaciones humanas como son los estados de ánimo, los sentimientos, etc. Las personas que la tienen destacan por  su empatia. Este tipo de inteligencia es la que los psicólogos solemos tener potenciada.

7. Inteligencia intrapersonal.

Este tipo de inteligencia es la capacidad para conocerse a uno mismo. También es la capacidad para adaptarse a los demás y al propio fluir de la vida. Aporta mucha salud mental por lo que precisamente es la que intentamos potenciar en la psicoterapia.

También existen otros tipos de inteligencia como son la naturalista que tiene que ver con el conocimiento de la naturaleza (hoy día muy necesario para proteger nuestro planeta) y la espiritual o existencialista. Las personas con esta última son las que buscan las respuestas a las grandes preguntas transcendentales.

Múltiples inteligencias

En PsicoTorres contamos con un equipo multidisciplinar para ayudarte a descubrir tus múltiples  inteligencias y poder enfocar tu futuro laboral. Contamos con test psicométricos para evaluarla. También somos especialistas en técnicas de estudio y realizamos psicoterapia para abordar los problemas psicológicos que puedan surgir. Estamos a tu disposición. Pide información en el 653234336. Nuestros centros están en María Auxiliadora, número 74, 2ºB y María Auxiliadora, Nº 55, Entreplanta 1.

PorAlba Sánchez Morán

Discapacidad intelectual

A las personas que tienen una discapacidad intelectual o del desarrollo se les ha ido llamando de distintas formas a lo largo de la historia. Se van buscando los nombres menos peyorativos y estigmatizadores. Sin embargo, los cambios de nombres quedan intactos los prejuicios, ya que la discapacidad también está en la mirada del otro. Por ese motivo, en los últimos años, se está dando tanta visibilidad y películas como Campeones están haciendo una fantástica labor.

¿En qué consiste la discapacidad intelectual?

Hay que entender a las personas con sus capacidades y limitaciones concibiendo la discapacidad como la interacción entre estas y el entorno social que nos rodea. La discapacidad genera unas limitaciones en el funcionamiento humano, por lo que hay que poner énfasis en los apoyos que la persona necesita para mejorar su funcionamiento. Precisamente, en eso consiste una de las labores fundamentales del Psicólogo: averiguar que apoyos necesita la persona para mejorar su funcionamiento y como consecuencia, su calidad de vida. En PsicoTorres, contamos con instrumentos como el SIS (Escala de intensidad de apoyos) para su medición.

Criterios diagnósticos según el DSM-5.

La discapacidad intelectual es una discapacidad que se manifiesta durante el periodo de desarrollo e incluye tanto déficit en el funcionamiento intelectual como en el funcionamiento adaptativo en los dominios conceptual, social y práctico. Deben cumplirse los tres criterios:

  1. Déficit en el funcionamiento intelectual, como razonamiento, resolución de problemas, planificación, pensamiento abstracto, juicios, aprendizaje académico, y aprendizaje a partir de las experiencias, han de ser confirmados tanto por la evaluación clínica como por la aplicación individualizada de un test de inteligencia.
  2. Déficit en el funcionamiento adaptativo que implica dificultades en el cumplimiento de los estándares socioculturales y del desarrollo necesarios para tener independencia personal y responsabilidad social. Sin apoyo constante, los déficit adaptativos limitan el funcionamiento en una o más actividades de la vida diaria, como la comunicación, la participación social y la vida independiente, a lo largo de múltiples entornos tales como el hogar, el colegio, el trabajo y la comunidad.
  3. El déficit en el funcionamiento intelectual y adaptativo aparece durante el periodo del desarrollo.

En PsicoTorres podemos hacer la evaluación clínica y la medición a través de un test de inteligencia, como indica el criterio A del manual diagnóstico por el que se rige nuestra profesión. Respecto al criterio B, podemos planificar un plan de apoyos a medida de la persona que acuda a consulta y aportar apoyo psicológico tanto a el individuo como a sus familiares. En cuanto al criterio C, lo explicamos con más detenimiento a continuación.

La discapacidad intelectual a lo largo del desarrollo.

Para detectar que una persona tiene una discapacidad intelectual hay que observar su evolución a lo largo del desarrollo. Hay que prestar especial atención en su infancia a diferentes niveles de desarrollo.

  • Desarrollo cognitivo: pasan por los mismos estadios evolutivos y mismo orden pero de forma más lenta. Aunque puedan mostrar habilidades similares su razonamiento podría mostrar signos de niveles inferiores.
  • Desarrollo social y emocional: tienen problemas en la comunicación. Si la alteración es severa eso influye en la adaptación social.
  • Desarrollo motriz: en la infancia no suele mostrar diferencias pero en la vida adulta el envejecimiento es más prematuro.

Apoyos

Síndromes etiológicos que pueden dar lugar a un diagnóstico de discapacidad intelectual.

Síndrome de down.

El síndrome de down es la principal causa de discapacidad y la alteración genética humana más común que surge de forma espontánea. En lugar de tener 46 cromosomas divididos en 23 pares, las personas con síndrome de down tienen 47 cromosomas, en el par 21 existen 3 cromosomas. Por ese motivo, también es conocido como trisomía 21. Las personas con este síndrome tienen características comunes pero cada individuo es singular con una apariencia, personalidad y habilidades únicas. Existen tres tipos dentro de este síndrome:

  1. Trisomía 21 simple o pura: todas las células tienen un cromosoma 21, es la variable que más le ocurre a las personas.
  2. Translocación cromosómica: un fragmento extra de cromosoma 21 se adhiere a otro cromosoma, le ocurre al 4% de las personas con síndrome de down.
  3. Mosaicismo: solo algunas células tienen un cromosoma 21 extra y otras no, le sucede al 1% .

Se puede pensar que un psicólogo no puede ayudar a las personas con síndrome de down debido a que algunos muestran dificultades de expresión. Sin embargo, en función de las necesidades individuales y la etapa evolutiva se puede realizar un tratamiento psicológico.

Síndrome de X frágil.

El Síndrome de X frágil es una discapacidad intelectual causada por un gen específico. Es hereditario y una prueba genética lo detecta. Ese gen causa una proteína necesaria para el desarrollo cerebral, cuanto más severos sean los cambios de ese gen, mayores serán los síntomas de este síndrome. La persona con este síndrome muestra un déficit a nivel social y emocional. También está afectado su lenguaje e inteligencia. El tratamiento psicológico puede ir enfocado a mejorar su calidad de vida abordando dichas dificultades.

Síndrome de Williams.

El 75% de las personas con el síndrome de Williams suelen tener discapacidad intelectual en algún grado. Es causado cuando falta alguna copia de varios genes. Los síntomas más comunes a nivel psicológico con los que podríamos ayudar son: retraso del lenguaje y en el desarrollo, TDAH, trastorno de aprendizaje y discapacidad intelectual de leve a moderada.

Síndrome de Angelman.

El síndrome de Angelman es un trastorno genético que causa problemas con la forma en la que se desarrolla el cerebro y cuerpo. Suele ser diagnosticado entre los 6-12 meses de edad, siendo la primera vez donde se hacen visibles los problemas en el desarrollo. Realizar terapia psicológica puede ayudar a manejar la hiperactividad, los problemas de sueño y los problemas del desarrollo.

Síndrome de Prader-Willi.

El síndrome de Prader-Willi es un trastorno genético poco frecuente que provoca problemas físicos, mentales y conductuales. Un dato muy relevante para su detección es que la persona tenga una sensación constante de hambre que suele comenzar a partir de los 2 años. Puede ser diagnosticado a través de un análisis de sangre. El análisis identificaría las anomalías en los cromosomas.

El psicólogo puede ayudar con las habilidades sociales e interpersonales adecuadas para la edad. También con el control del comportamiento o trastornos asociados a este síndrome como suelen ser los trastornos del estado de ánimo o trastornos obsesivos compulsivos.

Síndrome de 5P

El síndrome de 5P también es conocido con el nombre de «Maullido de gato». Esto es así, debido a que cuando son bebés su llanto parece como el maullido de un gato. El motivo es que el bebé tiene un estrechamiento en la laringe y se va corrigiendo con el crecimiento.

Las características físicas y psicológicas que presentan son: discapacidad intelectual, retraso en el crecimiento, dificultades para comunicarse, microcefalia (cabeza pequeña) y el llanto agudo. En cuanto a la discapacidad intelectual existen grandes variaciones en cada caso y resulta ser de suma importancia la estimulación precoz.

Síndrome de deleción 22q11.

Este síndrome es una anomalía cromosómica que causa un cuadro clínico con malformaciones congénitas cuyos rasgos característicos incluyen defectos cardíacos, anomalías del paladar, dismorfismo facial, retraso en el desarrollo e inmunodeficiencia. Como psicólogos podemos resultar de utilidad con lo que respecta al retraso del desarrollo y a mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familiares.

calidad de vida

Para concluir, queremos dejar un mensaje claro y es que la discapacidad intelectual no es fija, ni dicotómica, sino fluida, continua y cambiante de acuerdo con las limitaciones funcionales de la persona, sus capacidades y los apoyos disponibles de su entorno. Realizando una intervención enfocada en aumentar los apoyos y los servicios para estas personas, enfocada también en la inclusión comunitaria y el bienestar personal, sus limitaciones podrán disminuir.

Cuenta con el equipo de PsicoTorres para cuidar de tu calidad de vida. Estamos en Calle María Auxiliadora, nº 74, 2ºB y Calle María Auxiliadora, nº 55, entreplanta 1. Pide información y tu cita en el 653234336.

PorAlba Sánchez Morán

Personas con altas capacidades

Dentro de los servicios que ofrecemos como equipo en PsicoTorres, tenemos la evaluación a personas que sospechen tener altas capacidades. Al hablar de altas capacidades nos puede venir a la cabeza una persona superdotada. Si dejamos volar nuestra mente podemos asociarle a alguien brillante a nivel académico. Sin embargo, no suele ser cierto.

Las personas con altas capacidades tienen un cociente intelectual (CI) superior a la media, concretamente hablamos de 120, lo cual corresponde al 10% de la población. El CI normal oscila entre 90 y 110.  El CI es una cifra que representa la inteligencia. Esta cifra se obtiene mediante la división de la edad mental del individuo (la cual es obtenida a través de tests de inteligencia) y su edad cronológica multiplicada por 100.

Tipos de altas capacidades:

  • Superdotación: CI global superior o igual a 130. Corresponde al 2% de la población.
  • Talento: una persona puede destacar de forma sobresaliente en una determinada área y en otras obtener puntuaciones por encima de la media pero no tan excepcionales.
  • Genio: CI igual o superior a 140. Son personas con alta capacidad intelectual y con mayor creatividad y productividad.

Pautas para su detección en el ámbito escolar:

Las personas con altas capacidades suelen necesitar medidas especiales en la escuela, por lo que es de suma importancia su detección temprana para un buen pronóstico.

Es llamativo como estas personas suelen tener fracaso escolar. El motivo es que el sistema educativo no ofrece lo que necesitan para desarrollar su potencial. Suelen ser niños que se distraen, no están motivados, no encuentran un interés en el aprendizaje, y de este modo, comienzan a rechazar la escuela.

Otro dato a tener en cuenta para su posible detección es que suelen ser niños que no se integran bien. Pueden mostrar mal comportamiento, rebeldía y ver el colegio como un lugar hostil. Se pueden confundir con los síntomas que presenta el Trastorno del déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) 

Pueden sentir rechazo social, no ser comprendidos e incluso ser víctimas de Bullying. Además de ser inteligentes, son profundos, sensibles, rápidos, con grandes conocimientos… y todo esto en el medio escolar, desgraciadamente, puede parecer ofensivo a ojos del resto de sus compañeros.

A menudo, encontramos en la consulta niños superdotados con baja autoestima, tristes, aislados y con dificultades en las habilidades sociales. Es muy importante comprender que esto NO ES CONSECUENCIA DE SUS ALTAS CAPACIDADES, si no de un mal trato recibido por el entorno. Tienen una serie de necesidades especiales tanto a nivel educativo como emocional y hay que adaptarse a ellos para que estén bien integrados.

A nivel educativo es necesario realizar una adaptación curricular. No hay que dar materia diferente pero sí profundizar en ella y hacerla atractiva. Para ello, se deben tener en cuenta las capacidades y características particulares de cada niño.

Altas capacidades

Aspectos generales a tener en cuenta para su detección:

  • Personas que aprendieron a leer muy pronto y frecuentemente solos. Sin embargo, también pueden aprender a leer a una edad normal.
  • Suelen tener facilidad con los números.
  • Les gusta estar con personas mayores. Con los de su edad tienden a aburrirse.
  • Están a menudo abstraídos, son despistados (motivo por el cual se confunde con TDAH).
  • Son muy sensibles.
  • Dudan mucho de sí mismos.
  • Perfeccionismo y exigencia tanto con ellos mismos como con los demás. Motivo por lo que puede resultar complejo mantener amistades.
  • Experimentan emociones fuertes.
  • Piensan rápido, aprenden rápido y suelen tener muy buena memoria.
  • Son  hiperactivos mentales, con muchos intereses a la vez.
  • Baja autoestima, problemas de conducta, retraídos y baja tolerancia a la frustración. Por estos motivos, suelen abandonar antes de intentar realizar algo (también influyendo el perfeccionismo).
  • Tienden a cuestionar las normas de la autoridad.
  • Son muy imaginativos, preguntan mucho y tienen un sentido del humor especial.
  • Suelen tener hiperestesia, es decir, tienen una mayor capacidad sensorial. Tienen sus sentidos más desarrollados lo cual a veces no les hace demasiado felices.
  • Suelen tener Ansiedad debido a su nivel de exigencia y a su propia hiperactividad mental.

Estos son aspectos generales que encontramos como las características que más tienden a repetirse. Sin embargo, no se pueden generalizar. Por ejemplo, una persona con altas capacidades puede ser tranquila, introvertida, con intereses diversos que le apasionan durante meses y otra persona puede ser hiperactiva, que necesita cambiar constantemente de actividad para no aburrirse.

Intelecto y emoción

En PsicoTorres contamos con un equipo multidisciplinar que lleva a cabo las distintas funciones para atender a las personas con altas capacidades. Realizamos la evaluación, podemos ayudar a construir la adaptación curricular necesaria en el ámbito académico y atendemos el mundo emocional de la persona.

 

PorAlba Sánchez Morán

Desensibilización Sistemática (DS).

Siguiendo en la misma linea del artículo, Relajación Progresiva de Jacobson, en esta ocasión vamos a hablar de otras de las técnicas para combatir la Ansiedad: la desensibilización sistemática (DS). Precisamente estas técnicas se suelen utilizar de forma combinada, sin embargo no es indispensable.

¿En qué consiste la desensibilización sistemática?

La DS es una técnica que tiene como objetivo reducir la ansiedad. Este objetivo se consigue entrenando a la persona en una respuesta incompatible . De esta manera, podrá exponerse de manera paulatina a situaciones que tema sin sentirse tan activo.

En términos psicológicos lo que queremos generar es un CONTRACONDICIONAMIENTO. Para realizarlo, como decíamos, utilizamos estrategias incompatibles con la Ansiedad.  Estas pueden ser:

  • La distracción del pensamiento (técnica explicada en CÓMO MANEJAR LA ANSIEDAD).
  • Imágenes mentales agradables
  • Relajación.

Proceso a seguir:

  1. Entrenamiento de la respuesta incompatible: recomendable el uso de la relajación ya que ha demostrado mayor eficacia. Se pueden probar distintas técnicas de relajación hasta conseguir con la que la persona se siente más cómoda. El terapeuta las enseña en sesión y el entrenamiento exhaustivo se realiza en casa.
  2. Elaboración de una jerarquía: se van ordenando de menor a mayor una serie de situaciones que nos produzcan ansiedad. Es fundamental que sean situaciones concretas a las que la persona se pueda exponer posteriormente. Un terapeuta experimentado en esta técnica puede ayudar a su elaboración pero es fundamental que la jerarquía sea individualizada. Debe construirse sin estar en estado de relajación.
  3. La persona se va exponiendo a su jerarquía de forma paulatina bajo los efectos de la relajación. Esta exposición a las situaciones temidas es de suma importancia que sea guiada por un terapeuta experimentado, si no se realiza de manera adecuada puede producir efectos contraproducentes para la persona.

Variaciones de la Desensibilización Sistemática:

  1. En vivo: se realiza exposición directa a las situaciones de la jerarquía acompañado de la respuesta incompatible que se haya entrenado.
  2. En imaginación: el terapeuta debe evaluar la habilidad de la persona para imaginar las escenas a las que se va a exponer. Si tiene dificultad habría que realizar un entrenamiento en imaginación. Se le expone en imaginación conjunto a la respuesta incompatible entrenada.
  3. En imaginación emotiva: esta modalidad es la más adecuada a utilizar con niños. Consiste en imaginar escenas que provoquen sentimientos positivos como respuesta incompatible. Por ejemplo, se le diría «imagina que eres superman».
  4. Movimientos oculares: como respuesta incompatible se suben y bajan los ojos. De esta manera se impide que se active el mecanismo del miedo. Esta modalidad es especialmente eficaz para el tratamiento del estrés post-traumático.

¿Cuándo utilizar?

Podemos utilizar esta técnica cuando la persona sabe que el miedo que siente ante las situaciones u objetos temidos es exagerado. En caso de que el miedo este fundamentado en ideas firmes de la persona, no sería el momento adecuado para utilizar esta herramienta.

Es recomendable para las personas que tengan  SÍNDROMES CLÍNICOS DE LA ANSIEDAD como la Agorafobia, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), u otro tipo de fobias concretas. También se encuentran muy buenos resultados con las disfunciones sexuales y las adicciones. En los Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) y en los Trastornos de pánico, no tendríamos buenos resultados utilizándola como herramienta principal.

En PsicoTorres estamos especializadas en esta herramienta. Si crees que podría ser útil para ti, pide tu cita en el 653234336.

PorAlba Sánchez Morán

Diferentes crisis del ciclo vital

Todos y todas alguna vez hemos oído hablar de las crisis del ciclo vital. Las bromas sobre la famosa crisis de los 40 no pasan desapercibidas… y cierto es que la Psicología también se ha interesado por este tema.

Diferentes psicólogos han postulado teorías acerca de las crisis del ciclo vital. Una de las más conocidas es la de Erikson. Este es un teórico de la personalidad que fundó la «Psicología del yo». Plantea que durante el ciclo vital nos desarrollamos en 8 fases que responden a la necesidad de adaptación del yo. Estas fases son acumulativas. Vamos a conocerlas.

Primera crisis (o-18 meses)–> Confianza VS Desconfianza.

En esta etapa el bebé vive en una dependencia absoluta. Esto quiere decir que depende de otros para satisfacer sus necesidades básicas. Si sus necesidades están cubiertas de forma satisfactoria, el bebé generará una confianza. Por el contrario, si no se satisfacen sus necesidades, el bebé sentirá una desconfianza y visualizará el mundo como un lugar hostil. La satisfacción de sus necesidades es la base de futuras relaciones. Evidentemente, estamos hablando del Apego, el vínculo que une a las personas.

Una forma de satisfacer las necesidades del bebé es respondiendo a las demandas del llanto. Mucho cuidado con seguir o sugerir consejos del tipo «déjale que llore para que aprenda a dormir solo» o «no le cojas, que le acostumbras a brazos». Estos consejos pueden llevar a crear una desconfianza en el bebé.

Segunda crisis (18 meses-3 años)–> Autonomía VS Vergüenza/ Duda.

Como decíamos, las etapas son acumulativas por lo que esta fase depende de la anterior. Un niño al que le han satisfecho sus necesidades y tiene un sentimiento de confianza, podrá ser más autónomo para poder explorar el mundo exterior. No tiene miedo para hacerlo porque el mensaje que se le ha transmitido es que el mundo no es un lugar hostil.

Sin embargo, en el otro extremo estaría un niño dubitativo y vergonzoso. Estos niños no exploran el mundo por la incertidumbre que le genera el no saber quién le podría proteger cuando algo vaya mal.

Tercera crisis (3- 5 años)–> Iniciativa VS Culpa.

Este es el momento en el que el niño quiere hacer cada vez más cosas. Un niño con iniciativa destaca por el dominio, la competencia, los propósitos, las intenciones, la realización de las actividades, etc. Es un individuo que está explorando el ambiente y aprendiendo. Para conseguir todo esto, necesita la aprobación social. Si no la tiene aparece la culpa, disminuyendo la iniciativa y la seguridad en sí mismo. Si falla la aprobación social se convierten en niños tímidos, inseguros y miedosos.

Cuarta crisis (6- 12 años)–> Laboriosidad-inferioridad.

La laboriosidad significa que los niños tratan de aprender las labores de su cultura con éxito. El objetivo de esta etapa es sentirse útil y competente. Un fracaso en esta crisis vital está asociado al sentimiento de inferioridad.

Los niños van evolucionando a un nivel realista de dependencia, es decir, dependen de los demás en las áreas que sea necesaria dicha dependencia. También empiezan a aparecer los iguales. Los iguales son aquellas personas con las que el niño se identifica pero también con las que se compara.

Quinta crisis (La Adolescencia 12-20)–> Identidad VS Confusión de identidad.

La Adolescencia es la etapa en la que un individuo se prepara para ser un adulto. Su duración aproximada es desde los 12 hasta los 20 años, pudiendo variar según la persona.

Un discípulo de Erikson, Marcia, realizó una clasificación de las diferentes formas de vivir la identidad por parte de los adolescentes. La denominó «La tipología del Status de identidad». Cada clasificación consta de dos características: crisis y compromiso. Hasta que no se han vivido estos dos aspectos, según Marcia,  se carece de identidad.

La clasificación es la siguiente:

  1. Difusión de identidad: Las personas en difusión de identidad son aquellas que no han tenido crisis ni compromiso. Huyen de los compromisos y con frecuencia sufren abandono escolar, evaden cualquier tipo de responsabilidad, recurren a tóxicos, etc. No están seguros de sí mismos y no tienen rumbo ni metas.
  2. Exclusión de identidad: Son personas sin crisis que sí tienen compromiso pero con valores que no son suyos. Es decir, la identidad no se ha creado por una crisis personal sino por lo que otros imponen. Aquí aparecen los típicos «que dirán» y «ser como otros desean que seas». Las personas con exclusión de identidad suelen tener unos padres que se involucran demasiado en la crianza de los hijos, evitando expresar diferencias y sin tolerar la discrepancia emocional. Estas personas suelen ser autoritarias, dogmáticas, con ideas firmes. Suelen tener alta obediencia a la autoridad. Tienen locus de control externo, es decir, ponen la responsabilidad de las acciones en el exterior, ya sean otras personas (» es tu culpa», «me han suspendido») como en la suerte o el azar. También suelen ser dependientes y con bajos niveles de ansiedad.
  3. Moratoria de identidad: En este caso si hay crisis pero no tienen compromiso. Son personas que están buscando su identidad. Están enfrentados con sus problemas. Son personas ansiosas, con miedo y muy racionales. Tienen un alto sentido de la moralidad.
  4. Logro de identidad: Son personas que han superado la crisis y tienen compromiso. Tienen valores propios y se han comprometido con algo de forma activa. El estilo de crianza de los padres se caracteriza por estimular la autonomía y permitir las diferencias. Son personas seguras, tienen buena autoestima y un locus de control interno.

Sexta crisis (La Juventud 20-40)–> Intimidad VS Aislamiento.

La intimidad es descrita como la forma de establecer una relación estrecha y mutuamente satisfactoria con otra persona. Consiste en unirse a otro sin perder las cualidades propias. Para ello, es necesario que la persona haya creado su propia identidad. En este sentido, el mito de la media naranja puede hacer mucho daño. Debemos ser naranjas enteras para poder compartir nuestros gajos con otra persona.

En caso de no tener una identidad definida, no podrá unirse con otros. Lo más probable es que le cueste entenderse con otra persona o que se fusione con ella. Finalmente, estarán condenados al aislamiento, ya que la única manera de relacionarse con el otro es desde uno mismo.

Séptima crisis (Edad Adulta intermedia o Madurez 40-65)–> Generatividad VS Estancamiento.

Erikson considera que para superar esta crisis del ciclo vital, las personas en esta etapa tienen que dirigir sus energías hacia el exterior. Es decir, deben preocuparse por dejar un legado a las generaciones siguientes. Caminar y guíar al resto. ¿Cómo podemos identificar si una persona está en generatividad o estancamiento?

Las personas en la posición de generatividad tienen las siguientes características:

  • Se implican en hacer del mundo un lugar mejor
  • Prevalece una actitud auténtica de preocupación por los demás
  • No son personas egocéntricas
  • Tienen experiencias vitales de las que otros pueden aprender
  • Visión positiva de la vida en general
  • Se valoran a sí mismas
  • Equilibran el trabajo y el ocio
  • Toleran el estrés
  • No temen en llegar a la siguiente etapa
  • Muestran su generatividad en tres ámbitos
    1. PROCREATIVO: dan y responden a las necesidades del otro.
    2. PRODUCTIVO: crean productos o ideas.
    3. CREATIVO: hacen aportaciones a la sociedad a gran escala.

Las personas en estancamiento disponen de las siguientes características:

  • Sensación prematura de vejez
  • Pérdida del entusiasmo por la vida
  • Síntomas depresivos
  • Actitud derrotista
  • Se compadecen de sí mismos
  • Piensan que no pueden ofrecer nada a los demás
  • No perciben el valor de ayudar a la generación siguiente
  • Tienen una actitud pasiva y solo ven los fallos del ser humano
  • Uso autoritario del poder
  • Deseo de regresar a una etapa anterior
  • Personas egocéntricas y  rebeldes
  • Sentimientos de llevar una vida insatisfactoria

Antes de finalizar esta etapa, respondemos a la gran pregunta ¿Existe o no existe la crisis de los 40? 

Lo cierto es que EXISTE pero no de forma universal. Es una transición como el resto de crisis del ciclo vital que hemos ido comentando. Esta etapa implica planteamientos, prioridades… pero que una transición se convierta en una crisis estable de esta etapa, depende de las circunstancias individuales y de los recursos personales. Las transiciones siempre pueden dar lugar a un desarrollo positivo o uno negativo y no podemos generalizar.

Esta crisis del ciclo vital trae consigo el darse cuenta de la condición mortal. Muchas personas, ante esta condición, descubren que no han podido cumplir sus sueños de la juventud, o que los han cumplido pero no era como esperaban. Saben que si desean cambiar el rumbo tienen que hacerlo rápido y luchan por reestructurar sus vidas. Es en este momento cuando empieza a ser vivido como una crisis estable característica de esta franja de edad. Esta etapa también es llamada la segunda adolescencia.

Octava crisis (La Vejez)–> Integridad VS Desesperación.

En esta crisis del ciclo vital es necesario integrar lo que se ha vivido en la vida. Al hablar de integridad estamos hablando de coherencia, de dar un sentido a lo que se ha vivido para así poder hacer frente a la muerte. Por el contrario, la desesperación es la sensación de fracaso, de haber perdido oportunidades o el tiempo.

En PsicoTorres estamos formadas en estas técnicas, si crees que podemos ayudarte no dudes en consultarnos. Estamos en calle María Auxiliadora, Nº74, 2ºB y María Auxiliadora Nº 55, Entreplanta 1. Llámanos al 653234336.