Category Archive Pareja

PorDra. Carolina Torres

PSICÓLOGOS EN SALAMANCA

El centro de Psicología sanitaria PsicoTorres lo conforman dos psicólogas especializadas en diferentes vertientes de la psicología. Carolina Torres y Alba Sánchez forman este equipo en el que prima la cooperación, la supervisión y la motivación por estudiar cada caso al milímetro.

En el centro de Psicología PsicoTorres encontrarás ayuda para tratar tanto problemas en adultos, como en adolescentes y niños, así como familiares y de pareja. Dentro de los problemas psicológicos que tratamos se encuentran la ansiedad, depresión, problemas del sueño, problemas de conducta, problemas de pareja, psicología adolescente, psicooncología, psicología infantil, terapia sexual, duelo, problemas de autoestima, crecimiento personal, orientación, mediación, adicciones, problemas de la conducta alimenticia y un largo etcétera.

Carolina Torres es la directora del centro y lleva años de experiencia y de formación continua. Es doctora en Psicología por la Universidad de Salamanca, en la que colabora actualmente como profesora formando en prácticas a alumnos del Máster de Psicología General Sanitaria. Además, es especialista en terapia psicoanalítica, en orientación, mediación y psicología sanitaria.

Alba Sánchez es Psicóloga sanitaria, y cuenta con una amplia formación en diversas disciplinas de la Psicología como es la psicooncología, psicología deportiva, adicciones, problemas de pareja y terapia sexual.

Entre las dos, forman un equipo muy completo en el que podrás encontrar la ayuda psicológica que necesitas para tratar cualquier dificultad que te encuentres. Además Carolina y Alba tienen un programa de radio llamado “viaje a través del diván” en Radio Oasis, 106.4 de Salamanca, en el que puedes escucharlas tratando temas de psicología y actualidad.

Si estás buscando una psicóloga o psicólogo en Salamanca, te animamos a que conozcas el centro y a nosotras, estaremos encantadas de explicarte cualquier duda que tengas.

Para el equipo de PsicoTorres la Psicología no es un trabajo, es una forma de vida.

Puedes visitarnos en Calle María Auxiliadora, 74, 2B, en Salamanca. También puedes contactar con nosotras en el 653 234 336 o en carolina@psicotorres.es o bien alba@psicotorres.es

 

PorDra. Carolina Torres

¿En qué consiste la terapia de pareja?

El amor es algo sobre lo que todo el mundo habla. Hay millones de películas de amor,  canciones, poemas, novelas… la pena es que no siempre nos transmiten una idea adecuada. Hay muchos mitos que rodean a este constructo y nos hacen tener unas expectativas desmesuradas e injustas acerca de la persona que amamos. La finalidad de este post es dar a conocer cómo puede ayudar una terapia psicológica ante los problemas de pareja.

Una terapia relacional o de pareja consiste en explorar los patrones de interacción que existen en la pareja y las necesidades individuales de cada uno de los miembros. La relación de pareja es un contexto orientado a satisfacer una serie de necesidades básicas que tenemos las personas. Si estas necesidades no están resultas se produce malestar y comienzan los problemas. Estas necesidades las podemos agrupar en dos grandes categorías:

  1. Necesidad de Apego-Intimidad-Sexualidad: Las relaciones amorosas se construyen teniendo en cuenta estos tres sistemas, son independientes pero están conectados. Estamos hablando de la necesidad de vincularse con el otro.
  2. Necesidad de Identidad-control-Autonomía: Estamos hablando de la necesidad de sentirse una persona independiente con el control de su vida.

En este sentido, cada miembro de la pareja debe preguntarse: ¿Qué necesidades tiene mi pareja? ¿Qué competencias tengo yo para  satisfacer esas necesidades? En consulta es uno de los aspectos que más se trabajan. Las competencias que tenemos que poner en práctica son:

  1. Competencia de amar e intimar: Consiste en prestar atención a las emociones de tu pareja y saber responder de manera adecuada a ellas. Eso fomenta un clima de confianza y seguridad.
  2. Competencia para negociar: Tienen mucho que ver con los estilos de comunicación. Hay tres formas de comunicarse y solamente una de ellas es la correcta.
    1. Sumisión: Personas que no dicen lo que sienten y piensan. Callan y cuando no pueden más es común que pasen a tener un estilo agresivo.
    2. Agresividad: Expresan dañando a la otra persona. Suele haber críticas no constructivas, ataques, desprecios, burlas.
    3. Asertividad: Expresan lo que sienten y piensan sin dañar a la otra persona. Hay una variante en este estilo de comunicación denominado el silencio asertivo. Consiste en guardar silencio cuando sabes que la otra persona no está en disposición para recibir la información, por ejemplo ante un agresivo. También son los casos de “sincericidio”. A veces tenemos la necesidad de expresar ciertos pensamientos para “quitarnos un peso de encima”, pero hay que tener cuidado con cómo recibe esa persona la información, incluso utilizando buenas palabras. Hay que preguntarse hasta qué punto es positivo expresar todo.

Al hablar de los estilos de comunicación hemos ido dando unas pinceladas de lo que los psicólogos denominamos los cuatro jinetes del apocalipsis. Estos son los cuatro intercambios más comunes que suelen generar problemas en la pareja. Cada uno de ellos tiene un “antídoto” por el que hay que sustituirlo.

  1. La crítica: Engloba la personalidad de la otra persona, es general y estable. Implica culpa. Hay que sustituirlo por la QUEJA, es concreta y se refiere a las conductas o situaciones específicas. Una manera de expresar una queja que trabajamos en terapia es mediante la técnica del SMS YO: “Yo me siento… cuando tú haces…” Es un mensaje basado en nuestras emociones. Nosotros no tenemos la capacidad, ni el derecho de cambiar a nadie, no hay que ordenar, ni obligar a nadie a cambiar. Esta idea es muy importante, porque el amor es libre. La otra persona tiene que tomar la decisión sobre si quiere o no cambiar de actitud.
  2. Desprecio: Las faltas de respeto hay que eliminarlas por completo. Es un grado más alto de la crítica. Se puede manifestar a través de las burlas, el sarcasmo, insultos, gestos, escepticismo, etc.
  3. Actitud defensiva: Consiste en contestar con críticas a otras críticas. Esta postura niega la propia responsabilidad del conflicto no asumiendo una parte de aprendizaje o cambio para solucionar el conflicto.
  4. Actitud evasiva: Es una estrategia negativa que nos aleja, una vez más, de la solución. En este caso se está evitando el problema a través de actitudes de silencio, expresiones corporales, inexpresividad, pasividad, etc.

Como decíamos, si las necesidades de la pareja no están satisfechas se va a producir un malestar relacional. Un ejemplo de este malestar lo pueden manifestar a través de los cuatro jinetes anteriormente expuestos, pero además de ellos  hay otros patrones de interacción negativa, también conocidos como danzas de la pareja o reciprocidades negativas.

Las dos danzas más comunes relacionadas con la necesidad de Apego-intimidad-sexualidad son:

  1. Persecución-distanciamiento: Una de las dos personas se aleja y la otra persona lo persigue para no perderlo. La persona A percibe una amenaza de pérdida por lo que siente tristeza, miedo y lo expresa a través de la ira. Es decir, PERSIGUE a la otra persona. Ante esta situación, la persona B siente ansiedad e inadecuación, por lo que responde con una HUIDA o un distanciamiento. Este patrón muestra una necesidad de apego no resuelta que se refleja a través de una protesta, desesperación y finalmente desapego.
  2. Escalada: Una persona demanda una insatisfacción (crítica) y la otra persona responde con una crítica más intensa, lo que se convierte en un círculo vicioso. Es una danza que refleja la actitud defensiva.

Ejemplos de reciprocidad negativa que tienen que ver con la necesidad de Identidad-Control-Autonomía son:

  1. Control-Sumisión: Una persona intenta controlar a otra a través de la ira (estilo de comunicación agresivo) y la otra responde con sumisión.
  2. Control-Control: Ambas personas quieren mantener el control.

También suele haber patrones mixtos de interacción negativa donde la danza puede responder a necesidades de apego de un miembro y necesidades de control del otro miembro. Asimismo, existe la posibilidad de que la danza responda a la necesidad de ambas dimensiones en alguno de los dos miembros.

Repetimos, es de suma importancia identificar tanto las necesidades individuales,  como los patrones de interacción que están influyendo en la pareja. En Psicotorres podréis encontrar la ayuda que necesitéis. Contactar a través del número de teléfono: 653234336 o mail: carolina@psicotorres.es. Estamos en Calle María Auxiliadora 74, 2ºB, Salamanca.

 

PorDra. Carolina Torres

Focalización Sensorial: Técnica para combatir las disfunciones sexuales

Focalización Sensorial: Técnica para combatir las disfunciones sexuales.

Una de las técnicas más utilizadas en la terapia sexual es la focalización Sensorial Esta técnica es maravillosa porque nos recuerda algo que a veces pasamos por alto que es pararnos a disfrutar de las sensaciones. La mayaría de las veces, se asocia la sexualidad únicamente con los genitales y el coito, pero es mucho más que eso. Vamos a hablar sobre ello.

¿EN QUÉ CONSISTE LA FOCALIZACIÓN SENSORIAL? Cada miembro de la pareja debe acariciar por turnos a la otra persona. Los turnos son entre 20-30 minutos. La persona que acaricia debe recorrer todo el cuerpo de su pareja y para ello puede utilizar algún utensilio como por ejemplo una pluma. En la primera fase de la aplicación de esta técnica, como norma, se prohíbe el coito debido a que el objetivo no es la excitación sino sentirse a gusto tanto acariciando como siendo acariciado. Por ese motivo, no se permite que se acaricien los genitales. En una segunda fase, normalmente una semana después, se permiten las caricias en los genitales pero sin darle más importancia que al resto de las partes del cuerpo. En la tercera fase, se permiten caricias genitales más específicas.

Esta técnica suele producir muy buenos resultados cuando la ansiedad es la causa del problema, pero no se puede aplicar de manera sistemática. Un terapeuta debe evaluar si puede ser útil para la pareja o no. Por ejemplo, si hay problemas relacionales es necesario trabajar primero en esos niveles de interacción. El contacto físico es importante, pero quizás sería conveniente comenzar con agarrarse de la mano o darse un abrazo.

Masters y Jonshon crearon esta técnica de la que hablamos en la década de 1970, cuyo objetivo es cambiar la manera que tienen las parejas de relacionarse en el ámbito sexual. Es un protocolo muy riguroso que hoy día no se suele llevar a cabo de manera rígida, pero la idea persiste y  forma parte de diferentes protocolos existentes para las disfunciones sexuales.

¿MÁS PAUTAS ÚTILES?

Además de la Focalización Sensorial, un terapeuta experimentado puede adaptar una serie de pautas recomendadas para el caso en concreto. Entre las más usuales aparece la propia estimulación, sería como la focalización sensorial personal. Esta pauta hace referencia a la importancia de conocer nuestro propio cuerpo, averiguar que nos gusta y que nos produce placer.

Sobre todo en el caso de las mujeres este suele ser un tema tabú. Puede que la autoestimulación esté asociada por la persona con un acto impuro o pensamientos desagradables. Hay que indagar en cuáles son las ideas preconcebidas que están influyendo en nuestra experiencia sexual. La psicoeducación es una labor muy importante también.

Otra de las pautas habituales en este tipo de terapia es la comunicación de las propias preferencias sexuales. Un mito común en las parejas es “Si me conociera sabría que me gusta” o “Si tengo que pedirlo, ya no lo quiero”. La concepción del amor romántico y los príncipes azules han hecho mucho daño. La comunicación es precisamente el camino al conocimiento.

Además, es muy importante que cada pareja encuentre su propio puente transicional hacia el deseo sexual. Tiene que buscar que situaciones o sensaciones precipitan el deseo. El prototipo es la típica cena romántica con velas, pero si buscamos algo más adaptado a la forma de ser de la pareja y a su día a día, funcionará mucho mejor.

Otro de los clásicos es generar nuevos escenarios de intimidad adecuados, es decir experimentar cosas nuevas pero sin presiones. Muy importante que sea un ambiente cálido cuya finalidad sea sentirse a gusto, no la excitación en sí misma.

¿QUÉ TIPOS DE DISFUNCIONES SEXUALES HAY?

  1. Trastornos de la Excitación:
    1. Trastorno de la erección: Es la incapacidad persistente y recurrente de mantener la erección hasta el fin de la actividad sexual o la ausencia de la propia erección.
    2. Excitación femenina inhibida: Tiene que ver con la falta deseo o falta de lubricación de manera persistente.
  2. Trastornos del orgasmo
    1. Eyaculación Precoz: Es el trastorno sexual más común en los hombres. Consiste en la expulsión súbita e incontrolada de semen antes de lo deseado.
    2. Inhibición del orgasmo en el hombre: Está asociado a la eyaculación y se refiere a la dificultad o ausencia de esta.
    3. Ausencia o dificultad para llegar al orgasmo en la mujer: Es la disfunción sexual más común en las mujeres. La mujer siente excitación pero tiene dificultad, o no llega al culmen del placer.
  3. Trastornos por dolor
    1. Dispareunia: Se refiere al dolor, antes, durante o después del coito. Puede ir desde irritación a dolor profundo y ambos sexos pueden experimentarlo.
    2. Vaginismo: Consiste en un contracción involuntaria por parte de la mujer de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina. Esa contracción provoca el cierre parcial o total de la misma, lo que origina dolor e imposibilidad de la penetración.

Entre las causas más comunes nos encontramos la Ansiedad. Puede que tu cuerpo te esté informando que no puede seguir ese ritmo frenético de vida. Te está pidiendo cambios y nuevos hábitos. Por ello, es tan importante poner la atención en uno mismo. Escucharse y cuidarse.

Si consideras que puedes tener alguna disfunción sexual, no dudes acudir a un terapeuta para que realice un estudio individualizado de tu caso. Hay que averiguar dónde está el origen del problema. Posteriormente, se podrá trabajar para cambiar los patrones relacionales de la pareja y poner en marcha algún protocolo específico si es necesario.

 

 

 

PorDra. Carolina Torres

¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?

¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?

 

Estamos en agosto y seguro que muchos están iniciando sus periodos vacacionales y muchos otros, acaban de finalizarlos.

Es en esta época, en la que disponemos de mayor tiempo para disfrutar de la pareja y la familia, precisamente esto que a priori puede resultar algo digno de alegría, puede llegar a causar un elevado estrés y que afloren todos los problemas que permanecen subyacentes en la pareja.

Esto es así, porque a lo largo del año, nos encontramos sumergidos en nuestras rutinas, horarios, trabajo y demás quehaceres. Podemos convivir con nuestra pareja, pero sin pasar tiempo de calidad con ella, es decir, vivimos juntos, pero nos vemos únicamente a la hora de cenar cuando llegamos exhaustos de un duro día de trabajo. Este hecho hace que, si no nos esforzamos por buscar tiempo de calidad con nuestra pareja y forjar unas buenas bases de comunicación, en el momento que nos encontremos pasando 24 horas juntos, todos los problemas van a salir a la luz.

Las discusiones pueden darse por varias razones:

  1. La toma de decisiones

En el momento de preparar las vacaciones surgen diferentes aspectos en los que hay que ponerse de acuerdo y decidir, empezando por el lugar de destino, cuánto presupuesto tenemos, el tipo de viaje que buscamos (si activo, o de relax), si las compartimos con los niños o nos tomamos unos días para estar en pareja, el tiempo de duración de las vacaciones, etc.

En las respuestas a estas preguntas, se deja ver la personalidad de cada miembro de la pareja:

  • uno puede entender que las vacaciones son para dormir, descansar y estar sin horarios y la otra parte, entender que las vacaciones son para exprimir al máximo el tiempo y descubrir lugares y rincones nuevos.
  • Según el tipo de relación familiar que tengamos, hay parejas que deciden que es necesario pasar unos días románticos para ellos solos, para disfrutar el uno del otro, y hay otras parejas que no conciben separarse de los niños ni un fin de semana. Esto es algo que también generará conflicto si no lo hemos abordado anteriormente.
  • El tiempo que estaremos de vacaciones también puede ser motivo de conflicto: hay personas que quieren estar todo el tiempo viajando y otras que prefieren pasar unos días fuera y el resto en su casa.
  • La inversión económica en las vacaciones pone de manifiesto la relación que cada uno tenemos con el dinero y en qué decidimos gastarlo.

Para dar respuesta a todas estas preguntas, se abrirán debates o discusiones en que habrá que hacer concesiones y puede resultar que a uno de los miembros de la pareja le parezca que ha cedido demasiado y surja la irritabilidad y el mal humor. Sin embargo, si prevalece el respeto mutuo y no luchamos por llevarnos la razón, sino que miramos por el interés común de la pareja, lograremos disfrutar conjuntamente y el acercamiento de la pareja se verá reforzado.

  1. Los problemas de comunicación

Una buena comunicación en la pareja es la base de toda relación sana. Sin embrago, en muchas ocasiones evitamos abordar las diferencias de parecer con la pareja o evitamos aspectos que puedan ser motivo de discusión o debate. Esto puede pasar porque estamos demasiados cansados como para tener una “discusión”, porque tengamos una personalidad evitativa y evitemos a toda consta cualquier tipo de conflicto, por miedo a perder a la pareja si digo lo que pienso (asertividad), porque pensamos que el otro no tiene tiempo para escucharnos…

¿Qué podemos hacer para mejorar la comunicación en la pareja?

  1. Afrontar las diferencias: los aspectos que nos guardamos por “dejarlo pasar” al final siempre salen a la luz de una manera inadecuada en forma de reproche, irritabilidad…es de suma importancia tratar las cosas al momento, desde el respeto, la empatía y la escucha.
  2. No pretender que nuestra pareja adivine lo que queremos: tendemos a pensar que como es nuestra pareja, mis expectativas sobre lo que él/ella haría se tienen que ver realizadas sin expresar absolutamente nada. Esto es un error muy común. Tenemos que perder el miedo a pedir y a decir lo que nos gusta, porque nuestra pareja, adivina no es.
  3. Intentar buscar tiempo de calidad en la pareja y tiempo de conversación: cenas con música, escapadas de fin de semana, en definitiva, tiempo para estar juntos A SOLAS.
  4. Tener detalles con nuestra pareja.
  5. Preguntar por los deseos de nuestra pareja y expresar los nuestros propios, las ilusiones, nuestros valores…
  6. Entrenarnos en la toma de decisiones, resolviendo pequeños conflictos que puedan surgir en el día a día, en común y con respeto.

Si a pesar de estos tips no somos capaces de reconducir nuestra relación, quizá sea el momento de acudir a un profesional. En PsicoTorres os ayudamos con los problemas de pareja, ayudando a mejorar vuestra comunicación y vuestra intimidad. Pueden contactar a través de nuestro teléfono 653 234 336 o mail: carolina@psicotorres.es Estamos en Calle María Axiliadora 74 2B, Salamanca

 

 

 

 

 

PorDra. Carolina Torres

Estrés postraumático tras una agresión sexual

El tema de la agresión sexual lo tenemos muy actual por varios casos que han sucedido en nuestro país recientemente.

Cuando sufres una agresión sexual toda tu vida cambia, y la de los que están a tu alrededor también. Lo peor de todo es no saber afrontarla, llegando en ocasiones a culpabilizar a la víctima aunque sea de manera no consciente.

Esta culpabilización junto con las secuelas físicas y psicológicas de la propia agresión sexual hará que la víctima sufra por partida doble. Un tratamiento psicológico adecuado es una variable muy importante en la recuperación. Y si el tratamiento incluye a los familiares de la víctima, ayudaría mucho en el proceso.

abuso

Consecuencias personales de una agresión sexual

Cuando sufres una agresión sexual, todo cambia. Te han robado tu parte más privada, tu sexualidad, esa parte de tu ser que compartes con quien quieres.

Al principio hay una fase de shock tan grande que puede llegar a la propia despersonalización de la víctima. La realidad duele tanto, que para protegerse, la víctima llega a hablar de su propio cuerpo en tercera persona.

También es posible que no recuerde nada de lo ocurrido nada más producirse la agresión, que esté desorientada y muy asustada. Cuando los recuerdos vuelven, se empieza a tomar conciencia de lo sucedido, a sentir en el dolor físico y a pensar en el propio bienestar.

Con las preguntas de la policía y el equipo médico, la víctima vuelve a revivir todo lo ocurrido al máximo detalle para que las autoridades den con el agresor, por lo que la víctima vuelve a vivir ese horror sin estar preparada para ello. Estas víctimas se enfrentan a lo que se conoce como trastornos de estrés postraumático:

agresión-no-es-no

  • La víctima revive intensamente la agresión sufrida mediante imágenes o recuerdos involuntarios. También pueden sufrir pesadillas.
  • Aumenta la activación de un estado de alerta o ansiedad continuo como respuesta a la agresión sexual.
  • Tiende a evitar las situaciones o lugares asociadas a la agresión, incluso rechazando hablar de lo ocurrido.
  • Aparecen alteraciones como irritabilidad, falta de concentración y problemas para dormir.

Por ello, la ayuda de un profesional de la Psicología para superar una agresión sexual es fundamental, ya que si el estrés postraumático no es tratado correctamente desde un principio, se convierte en un problema crónico que se agudiza y que tendrá graves consecuencias para la víctima.

Si necesitas ayuda psicológica tras una agresión sexual, ven a nuestro centro de Piscología en Salamanca y nosotros te ayudaremos. Nuestra dirección es C/María Auxiliadora, 74, 2ºB, Salamanca. Puede ponerse en contacto a través de nuestro teléfono 653 23 43 36, o a través de nuestro email carolina@psicotorres.es .

PorDra. Carolina Torres

Ampliamos nuestro equipo, ¡bienvenida Alba!

Esta semana damos la bienvenida a nuestra clínica a Alba Sánchez, una joven que completó sus estudios de psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca en 2017 y está realizando el Máster General Sanitario en la Universidad de Salamanca. Seguirá completando su formación en nuestra clínica.

En 2017 realizó sus primeras prácticas en el Complejo Hospitalario Universitario de Badajoz e hizo varios cursos de psicopatía y perfil criminal, terapia centrada en la persona, un taller de terapia, aceptación y compromiso y un seminario de especialización en psicoanálisis. También ha realizado voluntariado en un centro materno infantil “Ave María” ayudando en el cuidado de niños de madres solteras.

Ya la veréis por la clínica, seguro que todos aprenderemos cosas de Alba, y ella de nosotros.  ¡Bienvenida Alba, te esperamos con los brazos abiertos! 🙂

PorDra. Carolina Torres

Psicotorres, tu centro de psicología en Salamanca

Psicotorres es un centro de Psicología en Salamanca dirigida por la Psicóloga Carolina Torres Delgado.

A lo largo de nuestra vida, atravesamos por momentos difíciles que nos hacen ver la vida cuesta arriba. Depresión, problemas de pareja, muerte….etc. En esos momentos es cuando un profesional te puede ayudar. Nuestra Psicóloga en Salamanca la Dra. Carolina Torres desde su centro de Psicología en Salamanca está a tu disposición.

1- ¿Por qué Psicotorres?

En Piscotorres elegimos la técnica y enfoque que más le convenga a tu caso y realizamos un estudio individualizado. Las sesiones serán semanales y cada sesión tendrá una duración aproximada de 45 minutos.

En nuestro centro de Piscología en Salamanca, abordamos diferentes problemas tanto a niños como a adultos. Terapias de pareja, trastornos alimenticios, psicología Infantil, depresión, ansiedad, fobias, mediación familiar…etc.

psicotorres

Contamos con un servicio de Terapia Online, una vía de contacto para las personas que necesiten de un psicólogo y les resulte más confortable este contacto que dirigirse a la consulta física.

2- Tarifas y Bonos

Contamos con diferentes tipos de tarifas y bonos, tarifas especiales para terapias de pareja, terapias individuales y bonos para desempleados o bonos de 5 sesiones.

3- Contacta con nosotros en:

Teléfono: 653-23-43-36

Emailcarolina@psicotorres.es

Página web: www.psicotorres.es

Dirección Calle María Auxiliadora, 74 – 2ºB, 37004 Salamanca

O en nuestra red social de Facebook https://www.facebook.com/PsicoTorresSalamanca/

Te ayudamos a encontrar tu mayor bienestar.

PorDra. Carolina Torres

El amor y sus tipologías

El amor es un tema ampliamente estudiado y que sigue despertando muchísima curiosidad y preguntas.

El psicólogo Robert Stenberg, desarrolló su “Teoría triangular del amor” para dar luz a este fenómeno tan complejo. Así, describe los elementos que componen el amor y sus diferentes combinaciones, dando lugar a los distintos tipos de amor.

amor

Al enamorarnos, se activan diferentes procesos psicológicos y fisiológicos; desde la manera en que percibimos el mundo a la toma de decisiones.

Para Stenberg, el amor se compone de tres ingredientes: intimidad, pasión y compromiso. La intimidad se refiere a la relación de confianza con la otra persona, el afecto y el sentimiento de cercanía.

La pasión hace referencia al grado de excitación en la relación y la necesidad de llevar a cabo elementos sexuales con la otra persona. Y por último, el compromiso es la decisión de seguir al lado del otro pese a los altibajos que pueda atravesar la relación.

Al combinar estos tres elementos en sus diferentes modalidades, llegaremos a conocer las diferentes tipologías de relaciones amorosas.

tipos-de-amor

 

Tipos de relaciones:

1- Cariño: el único componente que se da es la intimidad, por lo que este tipo de relaciones son las referidas a la amistad. La persona confía en el otro, pero no siente deseo hacia él, ni compromiso como pareja.

2- Encaprichamiento: el componente que aparece es la pasión, estando ausentes la intimidad y el compromiso. Sería una relación superficial o el inicio de una relación, en la que lo predominante es el deseo sexual hacia la otra persona.

3- Amor vacío: el componente principal es el compromiso, dejando a un lado la pasión y la intimidad. Suelen ser relaciones de conveniencia o relaciones de muy larga duración en la que no existen relaciones sexuales y no hay confianza, pero sí un compromiso por permanecer juntos.

4- Amor romántico: se compone de pasión más intimidad. Es el amor que observamos en las películas, en el que existe una excitación y además hay una confianza entre las personas. Este tipo de amor puede llegar a añadir el compromiso también.

5- Amor sociable: se dan los componentes: intimidad más compromiso, pero no existe la pasión. Aparece en relaciones duraderas en las cuales los miembros de la pareja permanecen juntos por la trayectoria, los hijos, la familia, etc, y puede llegar a ser suficiente para algunas personas.

6- Amor fatuo: en este tipo de amor los ingredientes predominantes son la pasión y el compromiso, siendo inexistente la intimidad. Son personas que se desean vivir encuentros íntimos, pero en los que no existe un grado elevado de confianza.

7- Amor consumado: en el que están presentes los tres componentes, siendo un amor completo y maduro.

La manera, en la que estos tres componentes se combinan, puede ir variado con el tiempo y a medida que avanza la relación.

Para resolver este tipo de conflictos contamos con la Dra. CarolinaTorres  especialista en estos temas.  Consúltenos en el teléfono 653 23 43 36 o en nuestro correo electrónico carolina@psicotorres.es

PorDra. Carolina Torres

Stop a la Violencia de Género

La Violencia de género, cada vez más, es un problema que está presente en la sociedad actual. Es de vital importancia trabajar desde el ámbito psicológico, social, para lograr poner fin a este problema que viven actualmente muchas mujeres. Por desgracia, muchas acaban perdiendo la vida a mano de sus parejas o ex- parejas.

El próximo 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, es momento de decir, STOP.

stop-violencia-genero

stop-violencia-genero

Desde el ámbito psicológico es importante realizar trabajos de educación, concienciación y prevención en todos los niveles para evitar un mayor número de casos.

Además de realizar un trabajo educativo y preventivo, cuando hablamos de psicología y violencia de género también hablamos de psicoterapia con las personas implicadas. En este tipo de situaciones, es necesario trabajar tanto con las víctimas (mujeres y sus hijos), como con los agresores.

El trabajo psicológico tiene varias fases:

Terapia con las víctimas: El trabajo psicológico con las mujeres es una labor importante, ya que de ello va a depender en gran medida su recuperación psicosocial. El objetivo principal del trabajo psicológico con las mujeres víctimas de violencia de género es ayudar a las mujeres a rehacer sus vidas. Para ello, es necesario realizar un trabajo emocional y aceptar y procesar la situación que han vivido. Por último, también se trabajaría aspectos relacionados con el miedo, la ansiedad, los problemas depresivos. Otra parte importante de la terapia es el empoderamiento de la mujer, es decir, que suba su autoestima y confíe en sus virtudes y cualidades para de esta manera, no ser dependiente de nadie y poder elegir libremente y con conciencia propia, ya que en las situaciones de violencia de género nos encontramos muchas veces con que han perdido su identidad, o más bien, se la han borrado.

Terapia con los hijos: Los niños también se consideran víctimas de la situación, no sólo en los casos en los que desgraciadamente son víctimas directas de las conductas maltrato, sino también al presenciar el maltrato dirigido a su madre. El objetivo principal a trabajar con estos menores es el de ayudarles a procesar toda esta situación y a ayudarles emocionalmente. Dependiendo del caso y de las situaciones concretas vividas con los niños y sus consecuencias también sería necesario trabajar con ellos otros aspectos como el miedo, la ansiedad, la autoestima, etc.

Terapia con el maltratador: En estos casos, también es necesario realizar con ellos un trabajo psicológico, aunque como veremos a continuación los objetivos son muy distintos del caso de las víctimas. Además, es necesario un compromiso del agresor de adhesión al tratamiento y una concienciación real de que tiene un problema y está dañando gravemente a sus familiares. El objetivo general del trabajo con los agresores es educativo, ya que una parte muy importante de su mejora va a residir en comprender la situación que les ha llevado ahí. Además, una parte fundamental de la psicoterapia va a recaer en modificar las ideas que tienen acerca de las relaciones de pareja, como que la mujer pertenece al hombre, que es un ser inferior y que está para servirle o sencillamente que no pueda tener una vida propia, es decir, vivir en una cárcel. Dependiendo del caso concreto, este trabajo deberá de incluir otras técnicas de autocontrol.

violencia

En Psicotorres analizamos todas las preocupaciones que pueda traer a consulta la pareja, ahondando en sus vidas personales, en el tipo de relación que llevan, en su motivación, y sobre todo estableciendo un diálogo respetuoso. En numerosas ocasiones los problemas se originan por una falta de comunicación eficaz, cosa que en terapia se soluciona.

En Psicotorres tendemos nuestras manos y nuestra fuerza para ayudar a todas las mujeres que lo necesiten. Estamos en nuestro Centro de Psicología en Calle María Auxiliadora, 74 – 2ºB, Salamanca. También en el teléfono 653-23-43-36 o en el correo electrónico carolina@psicotorres.es

¡Ni una menos, hay salida!

PorDra. Carolina Torres

EL DIVORCIO Y SUS FASES

 

Muchas parejas cuando llegan a consulta no tienen claro qué es una pareja, o incluso llegan con la idea de demostrar al terapeuta que ellos son o tienen lo que hay que tener para ser una pareja.

Lo que realmente están buscando es que se les proporcione una definición de lo que es la pareja; pero lo que no tienen en cuenta, es que hay tantas definiciones de pareja como parejas existen.

Existe un gran número de parejas que acuden a consulta reclamando terapia familiar en vez de terapia de pareja, esto es porque llegan con un paciente asignado, que suele ser el hijo.

Su queja es sobre el hijo y llegan diciendo que él es el culpable de su malestar. En estos casos, cuando el hijo se emancipa, se dan cuenta que sus problemas se agravan, y que el hijo sólo era una tapadera de lo que son sus problemas reales.

Otras parejas no se atreven a contar ni a dialogar sobre la crisis que viven, otras que ya viven emocionalmente separadas, pero intentan mantener el equilibrio dilatando la agonía.

Otras parejas que luchan y no saben muy bien por qué, las que no han sabido forjar una historia común y se pierden en el camino, otras que han olvidado su historia pasada, parejas que viven camufladas tras innumerables triangulaciones, las que a pesar de varias crisis como infidelidades y bastantes discusiones parecen que siempre se están separando pero no lo hacen.

Las que aun estando separadas mantienen una dependencia enfermiza que no les permite avanzar y parejas que estando también separadas, cada vez que tienen un encuentro intentan seducirse y traen nuevos hijos al mundo en medio de la crisis.

CUÁLES SON LAS ETAPAS DEL DIVORCIO

Período de Litigio

También conocida como pre-rotura. En esta etapa se observan actitudes de alejamiento, la cohesión se va fragmentando aun intentando dar la sensación al exterior de que no hay ningún problema. Se dan sensaciones de fracaso al intentar reconquistar al otro miembro. De esta manera empiezan a aflorar sentimientos de vacío, baja autoestima y desesperanza, que llevan hacia la desesperación.

Período de tregua no agresiva

Predomina la desilusión, distanciamiento y sentimientos de vacío, lo que lleva a peleas y búsqueda de apoyos en el exterior. Se pueden llegar a dar estados disociativos con conductas ansioso-depresivas y necesidad de apoyo permanente.

Período de latencia

Se hace patente la idea de que no se va a arreglar y que la guerra está perdida, por lo que nacen sentimientos de furia, tristeza, melancolía y terrible soledad.

En estas ocasiones suele ser la mujer en la mayoría de ocasiones la que toma la decisión de terminar con la relación. Los datos indican que ninguna mujer tarda más de cuatro años en aceptar lo irreversible de la situación.

Período de deliberación

Normalmente este período es de larga duración. Todos los sentimientos se ven entremezclados haciendo más difícil tomar una decisión.

En este punto la mediación interviene como una negociación en las que ambas partes sean sufridoras del menor dolor posible. El objetivo de la mediación es brindar un proceso en el que las partes puedan educarse a sí mismas con respecto al conflicto e indagar las distintas opciones que tienen para resolverlo.

La mediación enseña a las parejas a separarse y a mantener de igual manera su papel como padres, posibilitando que los hijos mantengan una relación adecuada después de la separación.

 Toma de de decisión

Se da la elaboración de una decisión. La ruptura se hace patente con sentimientos encontrados de frustración y optimismo. Partiendo de una nueva percepción se requiere una nueva motivación para tomar la decisión. Es hora de tomar conciencia del dolor.

Qué motivar en la terapia de pareja

Consiste en la toma de decisión de una forma madura. El objetivo de la terapia debe ser ayudar a los pacientes a que ellos mismos tomen una decisión madura basada en una clara motivación; que sepan al fin y al cabo por qué siguen juntos o por qué deciden separarse.

La pareja que se separa y los rituales de tránsito

Las bodas están disminuyendo mientras las rupturas van en aumento. La experiencia en España muestra que el número de reconciliaciones es muy bajo. En cuanto a los segundos matrimonios, una cuestión de interés es el miedo a repetir los mismos errores, que es un miedo frecuente. Piensan que en el anterior matrimonio el fallo estaba en la otra persona.

Elaboración del duelo

La elaboración del duelo implica poder superar la pérdida y facilitar el tránsito de la misma. El duelo en un divorcio o separación suele ser más duradero que en caso de fallecimiento del cónyuge, la razón es que el seguir viendo a esa persona, manteniendo contacto etc hace más difícil su elaboración y superación, además de las culpabilidades e inseguridades que se ponen en juego.

Postseparación o divorcio

Existen diversos tipos:

– matrimonios separados sin hijos que no tienen contacto entre ellos.

– matrimonios separados sin hijos que mantienen contacto.

-matrimonios separados con hijos en los que uno de los miembros no tiene contacto con los hijos.

– matrimonios separados con hijos en los que no hay contacto entre los cónyuges pero sí de ambos con los hijos.

– matrimonios separados con hijos en las que hay contacto entre todos los miembros.

Como podemos apreciar, las posibilidades son múltiples, de lo que no podemos olvidarnos, es que debemos velar siempre por el bienestar de los menores.