Archivo de categoría Pareja

PorAlba Sanchez

Los cuatro jinetes del apocalipsis a evitar en el confinamiento.

Como ya hemos mencionado, la forma en la que nos comunicamos es muy importante. Tener una buena comunicación es una forma de cuidar nuestras emociones. Asimismo, cómo nos sentimos tiene poder sobre nuestro sistema inmune. Por lo tanto, tener una Comunicación funcional tiene más beneficios de los que podemos pensar. En estos tiempos, más que nunca, hay que generar un sentimiento de unión.  Hay que luchar todos juntos en una misma dirección. Es de suma importancia generar un ambiente de armonía. Para ello, hay que eliminar al máximo la negatividad. Una forma de hacerlo es eliminando de nuestro vocabulario a los cuatro jinetes el apocalipsis.

Cuatro jinetes del apocalipsis.

1. LA CRÍTICA.

Es comprensible que estemos molestos con la situación actual que estamos viviendo. También es entendible que estemos viendo cosas que nos indignan, que nos hagan sentir frustrados y que nos generen cierta irascibilidad. No es bueno que reprimamos estos sentimientos, pero tampoco es bueno que utilicemos la crítica para expresarlos. No es positivo ni para nosotros, ni para quien la recibe.

Cuando criticamos, estamos englobando la personalidad de la otra persona: «tú eres un incompetente». La crítica es general y estable. Este mensaje no tiene nada de constructivo. No genera cambios, solo aporta sentimientos negativos a la persona que los recibe. Muy importante también no generalizar: «no haces NADA bien».  Estos mensajes nos tiñen la situación de forma más negativa de lo que realmente es y como consecuencia influye en nuestras propias emociones.

¿Cómo la transformamos? A través de la QUEJA. Esta es concreta y se refiere a las conductas o situaciones específicas. El impacto de este lenguaje en nuestras emociones es mucho más manejable. Esta pequeña estrategia comunicativa sirve tanto para las noticias que estamos viendo ahora por la televisión, como para relacionarnos de forma más saludable con nuestras personas cercanas.

Utilizar la crítica en nuestra forma de comunicarnos puede generar problemas graves en nuestras relaciones interpersonales. Os invitamos a tener conciencia sobre si la utilizáis en vuestro día a día e intentar transformarla en la queja. La podemos cambiar utilizando la técnica del Mensaje yo.  Por ejemplo: «Yo me siento frustrada cuando miras el móvil mientras te hablo». Además, para reforzar el mensaje podemos añadir nuestra petición: «Me gustaría que me miraras, eso me haría sentir que me escuchas». Es importante expresar claramente lo que queremos y no caer en el mito de «si me conociera sabría lo que me gusta» o los «yo lo haría».

Cuatro jinetes del apocalipsis

2. El DESPRECIO.

Las faltas de respeto hay que eliminarlas por completo de nuestra comunicación. Es un grado más alto que la crítica. Serían las burlas, el sarcasmo, los insultos, algunos gestos determinados, el escepticismo, etc. Este tipo de mensajes es totalmente hiriente y nada constructivo.

3. ACTITUD DEFENSIVA

Este tipo de actitud consiste en contestar con críticas a otras críticas. Entraríamos en una especie de escalada que podríamos resumir en «y tú más». También suele aparecer aunque no nos hayan criticado, puede que la persona se sienta atacada y conteste con una crítica a un falso ataque. Esta postura niega la propia responsabilidad del conflicto. No nos permite asumir parte de la solución de este.

Por otro lado, es un mala estrategia de afrontamiento de problemas utilizar un momento de discusión para sacar errores pasados de la otra persona. Esto es algo muy común que observamos en la consulta. La persona se guarda algo que le molesta y lo saca en una discusión sobre otro tema «pues tú el otro día hiciste…». Recordamos que el hecho de guardarnos las cosas que nos molestan suele llevarnos a somatizar o a tener un estilo de comunicación agresivo. Es importante hablar en el momento sobre las cosas, si no es posible, no esperar a que pase mucho tiempo.

4. ACTITUD EVASIVA.

Este tipo de actitud es ese «paso». Las personas que la utilizan están EVITANDO el problema a través de actitudes de silencio (no confundir con silencio asertivo), expresiones corporales, inexpresividad, pasividad, etc. La realidad es la que es por mucho que la evitemos. Este tipo de actitud solo hace que los conflictos que tengamos, sean del tipo que sean, se cronifiquen.

Relacionándolo con la situación actual, este tipo de actitud la pueden tener las personas que no toman las medidas protectoras necesarias porque piensan que esta pandemia no va con ellos. Por ejemplo, salimos a la compra y no llevamos protección, llegamos a casa y no nos lavamos las manos, nos tocamos la cara sin pensar que tenemos riesgo a contagiarnos. También lo sustentarían pensamientos del tipo «a mi no me va a tocar» o «si me contagio, será como un simple catarro». En este problema, todos y cada uno de nosotros, en mayor o menor medida, formamos parte de la solución.

Estos cuatro jinetes del apocalipsis no forman parte de la solución de ningún conflicto. Es una forma de agravar los problemas que tenemos. Son aspectos de nuestra comunicación que pueden ocasionar problemas de convivencia, mayor estrés o malestar generalizado y agravamiento de las disputas, entre otras cosas. Sería interesante, que cada uno de vosotros reflexionara sobre cuales de estos cuatro jinetes tiene tendencia a utilizar para intentar erradicarlos o reducirlos.

En este confinamiento, no permitas que entre en tu casa ni el coronavirus, ni los cuatro jinetes del apocalipsis. Son malos compañeros de piso. Busca la unión y armonía. No pongas la mirada en todo lo que los demás están haciendo mal y reflexiona sobre qué puedes tú aportar dentro de tus posibilidades.

terapia online

Nuestro equipo de psicólogos sigue ejerciendo de forma online. Puedes ponerte en contacto a través del número de teléfono: 653234336.

PorAlba Sanchez

Juego para parejas en el confinamiento.

Hola a todos y todas, esperamos que estéis bien tanto vosotros como vuestros seres queridos. Para poner un poquito de diversión a este confinamiento vamos a enseñaros uno de los juegos que utilizamos en consulta para parejas. Este juego lo pueden realizar tanto las parejas que estén juntas en casa como las parejas que estén separadas.

Estar confinados puede resultar complicado tanto si convivís como si estáis separados. Por ello, queremos dar una recomendación: TENER MOMENTOS DE INTIMIDAD E INDIVIDUALIDAD. Ambos aspectos son fundamentales para tener una buena convivencia, ahora y siempre. Es de igual importancia tener un espacio personal como realizar actividades en pareja. La balanza tiene que estar equilibrada para poder tener una relación sana.

El juego que proponemos esta basado en uno de los principios básicos para tener una relación saludable. Es lo que los psicólogos llamamos el MAPA DEL AMOR. Para tener una buena relación es importante conocer a la persona con la que estamos compartiendo nuestra vida. Algo muy común que nos encontramos en consulta es que vienen dos personas desconocidas y desconectadas. Nuestras vivencias hacen que nuestros gustos y valores cambien. Si no nos preocupamos por el mundo interno de nuestra pareja, habrá un momento que dejemos de saber quién es.

Por el estilo de vida que la sociedad nos ha impuesto, no solemos pasar mucho tiempo de calidad con nuestras parejas. Por ese motivo, se ha observado que suele haber más crisis o rupturas en etapas vacacionales. (Lo contamos en el siguiente link–>¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?). Las parejas que conviven en este confinamiento pasan muchas horas juntos. Esto puede generar roces en la convivencia. ¿Qué mejor oportunidad para reconectar y volver a conoceros?

Confinamiento: juego para parejas

Juego de las 20 preguntas: Actualiza el mapa del amor.

Instrucciones: Elegir al azar veinte números del uno al sesenta. Cada uno debe hacer al compañero las preguntas que correspondan con los números elegidos. Si el compañero responde correctamente, gana el número de puntos indicados en la pregunta y la otra persona ganará un punto. Si falla, ninguno de los dos consigue puntos. Ambas personas tienen que preguntar y responder. El ganador es quién consiga mayor número de puntos en las 20 preguntas.

  1. Nombra a dos de mis mejores amigos (2).
  2. ¿Cuál es mi grupo musical favorito, compositor o instrumento musical? (2).
  3. ¿Qué ropa llevaba cuando nos conocimos? (2).
  4. Nombra una de mis aficiones (3).
  5. ¿Dónde nací? (1).
  6. ¿A qué tensiones me enfrento actualmente? (4).
  7. Describe con detalle lo que he hecho hoy, o ayer (4).
  8. ¿Cuándo es mi cumpleaños? (1).
  9. ¿Cuándo es nuestro aniversario? (1).
  10. ¿Quién es mi pariente favorito? (2).
  11. ¿Cuál es mi mayor sueño no realizado? (5).
  12. ¿Cuál es mi flor favorita? (2).
  13. Nombra uno de mis mayores miedos (3).
  14. ¿Cuál es mi hora del día favorita para hacer el amor? (3).
  15. ¿Qué me hace sentir más competente? (4).
  16. ¿Qué me excita sexualmente? (3).
  17. ¿Cuál es mi plato favorito? (2).
  18. ¿Cómo prefiero pasar una tarde? (2).
  19. ¿Cuál es mi color favorito? (1).
  20. ¿En qué quiero mejorar personalmente? (4).
  21. ¿Qué regalos me gustan más? (2).
  22. Nombra una de mis experiencias de infancia (2).
  23. ¿Dónde prefiero ir de vacaciones? (2).
  24. ¿Cómo prefiero que me tranquilicen? (4).
  25. ¿Quién es mi mayor fuente de apoyo, aparte de ti? (3).
  26. ¿Cuál es mi deporte favorito? (2).
  27. ¿Qué es lo que más me gusta hacer en mi tiempo libre? (2).
  28. Nombra una de mis actividades favoritas los fines de semana (2).
  29. ¿Cuál es mi lugar favorito para una escapada? (3).
  30. ¿Cuál es mi película favorita? (2).
  31. Nombra algunos de los sucesos importantes que están ocurriendo en mi vida. ¿Cómo me siento con respecto a ellos? (4).
  32. Nombra algunas de mis formas favoritas de ejercicio (2).
  33. ¿Quién era mi mejor amigo en la infancia? (3).
  34. Nombra una de mis revistas favoritas (2).
  35. Nombra uno de mis mayores rivales o enemigos (3).
  36. ¿Cuál sería para mí el trabajo ideal? (4).
  37. ¿Qué me da más miedo? (4).
  38. ¿Cuál es el pariente que menos me gusta? (3).
  39. ¿Cómo son mis vacaciones favoritas? (2).
  40. ¿Qué clases de libros me gusta leer? (3).
  41. ¿Cuál es mi programa favorito de televisión? (2).
  42. ¿Qué lado de la cama prefiero? (2).
  43. ¿Qué me pone triste? (4).
  44. Nombra una de mis preocupaciones (4).
  45. ¿Qué problemas médicos me preocupan? (2).
  46. ¿Cuál fue el momento en el que pasé más vergüenza? (3).
  47. ¿Cuál fue la peor experiencia de mi infancia? (3).
  48. Nombra dos de las personas que más admiro (4).
  49. Nombra a mi mayor rival o enemigo (3).
  50. De todas las personas qué conocemos, ¿quién me cae peor? (3).
  51. Nombra uno de mis postres favoritos (2).
  52. ¿Cuál es mi número de la seguridad social? (2).
  53. Nombra una de mis novelas favoritas (2).
  54. ¿Cuál es mi restaurante favorito? (2).
  55. Nombra dos de mis aspiraciones, esperanzas, o deseos (4).
  56. ¿Tengo alguna ambición secreta? ¿Cuál es? (4).
  57. ¿Qué platos aborrezco? (2).
  58. ¿Cuál es mi animal favorito? (2).
  59. ¿Cuál es mi canción favorita? (2).
  60. ¿Cuál es mi equipo deportivo favorito? (2).

Este juego podéis realizarlo tantas veces como queráis, podéis completar las 60 preguntas. Sería muy interesante que si falláis alguna pregunta aprovechéis para conocer la verdadera respuesta. Asimismo, podrías profundizar en algunas de ellas. Hay preguntas de todo tipo, incluidas sobre sexualidad. Es muy importante que habléis también abiertamente sobre ella. La sexualidad es una forma de amar, es un medio para satisfacer la necesidad básica de intimidad.

terapia online

Os recordamos que el equipo de PsicoTorres sigue trabajando de forma online. Podéis poneros en contacto a través del número de teléfono 653234336 y os informamos. Estaremos encantadas de ayudaros a sobrellevar mejor este confinamiento. Mucho ánimo para todos y todas.

PorAlba Sanchez

Comunicación funcional en el confinamiento.

Tener una buena comunicación en el hogar siempre es importante, pero en época de confinamiento más todavía. Estamos pasando muchas horas juntos, ya sea con compañeros de piso, con las parejas, con nuestros familiares… o si estamos en soledad, en los momentos que nos comuniquemos también es muy importante que sea de forma asertiva. 

El  hecho de estar viviendo una situación complicada puede generar irascibilidad. No dejemos que ésta nos domine. Vamos a aprender a canalizarla de forma saludable. Como ya hemos comentado es normal tener miedos, o incluso sentirnos molestos con la situación, pero hablemos de ello de forma adecuada.

Comunicación funcional.

Como decía el famoso experto en comunicación Paul Watzlawick «es imposible no comunicar». Ser es comunicarse, toda nuestra conducta es comunicación. Lo que decimos y lo que no decimos. Nuestro lenguaje verbal y no verbal. Las miradas, los gestos, los silencios… también expresan.

La comunicación es la base para tener relaciones interpersonales satisfactorias. Somos seres sociales por lo que es de suma importancia estar conectados con los demás. Es una necesidad básica para sentir bienestar.

Para tener una comunicación saludable hay que tener en cuenta distintos aspectos. 

¿En qué situación se encuentra EL OTRO? ¿Cómo se siente?

Para comunicarse de forma funcional siempre hay que tener en cuenta al otro. Muchas veces el hecho de no tenerle en cuenta nos lleva a lo que denominamos el «sincericidio».  Suele ir acompañado de frases como «yo siempre digo lo que pienso», «quien bien te quiere te hará llorar», «si no lo suelto reviento» o derivados. Recordar que la sinceridad sin empatía, es solo crueldad.

Por otro lado, puede ocurrir que el mensaje que vayamos a transmitir sea muy empático, pero si no tenemos en cuenta al otro tampoco va a servir. Existen dos situaciones muy comunes donde ocurre esto:

  • Primera situación: estás en una discusión y la otra persona está muy enfadada. Puedes utilizar todas las técnicas de comunicación asertiva que conoces y no va a servir de nada. No está preparado para escuchar. Ante esta situación lo más idóneo es que ambos reconozcáis que la conversación no es productiva y parar. Dar espacio para reducir ese nivel de tensión. Sería muy oportuno utilizar alguna estrategia para que la persona que está tan enfadada reduzca su nivel de activación. En Terapia podemos enseñar alguna técnica para ello. También habría que analizar el porqué de esa ira.
  • Segunda situación: tienes tantas ganas de ayudar a alguien que se te olvida que no puedes ayudar a nadie que no quiera ser ayudado. Si la persona no es consciente de tener un problema, lo que vas a generar es confrontación, incluso, aunque sea consciente, no somos los salvadores de nadie, no tenemos esa capacidad, solo uno mismo es quién se salva. Nos quedaríamos sin energía si siguiéramos por ese camino. También hay que respetar a la persona que no quiera consejos. Querer a alguien a veces es NO HACER. Es dar espacio, quedarnos a un lado, prestar nuestra mano y esperar a que decida cogerla cuando esté preparado para ello.

Comunicación funcional en el confinamiento

Utilizar un estilo de comunicación Asertivo.

La comunicación asertiva la utilizan las personas que expresan lo que sienten y piensan sin dañar al otro. Hay una variante en este tipo de comunicación que se puede utilizar para los casos de las situaciones que hemos mencionado anteriormente, es el silencio asertivo. Significa guardar silencio cuando se percibe que la otra persona no está en buena situación de escuchar.

Es muy importante que quede clara la diferencia entre el silencio asertivo con el estilo de comunicación sumiso. Como hemos mencionado, el silencio también es comunicación. En cambio, el sumiso no expresa en ninguna situación cómo se siente y piensa, por lo que es común que posteriormente explote. Sus palabras no dichas pueden manifestarse a través de somatizaciones (dolores de cabeza, dolores musculares, síntomas de ansiedad, etc.) ya que todo lo que callamos, el cuerpo lo habla, o a través del estilo de comunicación agresivo. El estilo agresivo lo utilizan las personas que se expresan dañando a la otra persona, suelen realizar críticas no constructivas, burlas, ataques, desprecios, etc.

Una técnica sencilla que podéis empezar a poner en práctica en estos días de confinamiento para trabajar la asertividad es EL MENSAJE YO. Este mensaje está basado en nuestras emociones. Se utiliza para expresarle a alguien cómo nos sentimos cuando hace ciertas conductas:

«Yo me siento (añadir emoción) cuando tú haces (añadir conducta)».

terapia online

Si en estos días de confinamiento no conseguís tener una comunicación funcional, os ayudamos. Tener una buena comunicación es una forma de cuidar vuestras emociones y vuestra salud mental. Podéis poneros en contacto a través del número de teléfono: 653234336. Seguimos realizando terapia de manera online.

PorDra. Carolina Torres

AUTOCUIDADO EN ÉPOCA DE CONFINAMIENTO

#YOMEQUEDOENCASA

 

Todos estamos viviendo una situación compleja y de mucha incertidumbre con la pandemia del coronavirus. Estamos ante una situación novedosa y es normal reaccionar emocionalmente, con angustia, miedo, rabia, tristeza, anticipando, etc.

Estamos inmersos de lleno en un proceso en el que necesitamos tiempo de adaptación, porque como decimos, es una situación nueva. Para poder sobrellevarlo sin que nos veamos desbordados por las emociones, es de suma importancia realizar actividades de rutina y autocuidado.

 

  1. Mantener la higiene: que estemos en casa, no quiere decir que descuidemos nuestro aspecto e higiene. Es importante mirarnos al espejo y recibir una buena imagen de nosotros. Debemos ducharnos a diario, y cambiarnos de ropa para desempeñar diferentes tareas a lo largo del día. No es lo mismo el atuendo para estudiar, o teletrabajar, que para hacer deporte o cocinar, o tumbarnos a descansar.
  2. Mantén rutinas: el mantener rutinas nos va a ayudar a no perdernos en el abismo del aburrimiento y el qué hacer. Intenta escapar del sofá y mantén actividades: si estás teletrabajando estarás siguiendo un horario, y en el caso de que no, intenta mantener actividades, como por ejemplo aprovechar para leer sobre formación de tu trabajo, escribir, hacer algún curso on line gratuito, es decir, dedicar unas horas a la formación y el enriquecimiento, ya sea leyendo, escribiendo o aprendiendo de algún modo.
  3. Horario del sueño: es crucial no descuidar nuestros horarios de sueño, de esta manera, evitaremos posibles complicaciones futuras. Intenta mantener la hora de acostarte y de levantarte, apaga aparatos a tu alrededor y concéntrate en cuidar ese espacio para relajarte y conciliar el sueño.
  4. Realiza algo de actividad física: el estar todo el día sentados de manera sedentaria puede pasarnos factura. Por ello, es importante realizar algo de actividad física, aunque sea mínima, ya que, de manera habitual, al menos, caminamos para ir de un lugar a otro. Realiza algunos estiramientos para evitar contracturas, controla tu respiración para rebajar los niveles de ansiedad, y si te ves con ganas, puedes utilizar los muchos vídeos que existen en diversas plataformas como youtube para realizar ejercicios físicos. El ejercicio ayudará a tener más controladas las sensaciones de ansiedad y te sentirás más activo y de mejor humor.
  5. Cuida la alimentación: de todos es sabido que confundir hambre con aburrimiento, es de lo más común. Es importante en estos días cuidar la alimentación, tendremos más tiempo para cocinar, elaborar comidas caseras, etc. Sabemos que la alimentación rica en azúcares y grasas saturadas aumenta nuestros niveles de angustia y viceversa, cuando estamos más agobiados, tendemos a recurrir a este tipo de productos. Aunque sabemos que es inevitable el picoteo, sería importante mantener una alimentación rica en frutas, verduras y legumbres, para que nuestro organismo se encuentre activo y saludable.
  6. La importancia del aburrimiento: el aburrimiento es crucial para aumentar la creatividad. Vivimos en una sociedad en la que estamos sobreestimulados y multitarea. Este es un buen momento para cultivarnos, prestarnos atención, estar con nosotros mismos, recuperar aficiones perdidas como la lectura, la pintura, la escritura, tocar un instrumento, hacer ganchillo, hablar con nuestros seres queridos, desarrollar actividades nuevas, ayudar en los que nos sea posible, estudiar, enriquecernos con el arte, la poesía, la música, el cine, en definitiva, aprovechemos este tiempo de parón para el enriquecimiento.
  7. Apaga dispositivos y aparatos: estar todo el día conectados e hiperconectados no hace más que alimentar nuestro estado de alarma y angustia, y puede acabar agotándonos. Es muy importante estar informados, pero no continuamente. Cambia horas de televisión y móvil por otras actividades.
  8. Mantén la actividad social: gracias a las nuevas tecnologías podemos mantener el contacto con nuestros familiares y amigos. Realiza video llamadas a tus familiares y amigos y mantén conversaciones que no giren constantemente alrededor del tema del coronavirus.
  9. Cuida tu espacio: es crucial cuidar de nuestra intimidad, por lo que todos necesitaremos tiempo y espacio a solas para estar con nosotros mismos o desarrollar tareas al margen del resto de personas que estén en casa, sea familia o pareja. Hay que entender que el estar en pareja no implica estar todo el tiempo juntos haciendo lo mismo, y es muy importante mantener los espacios individuales para poder estar bien con la otra parte de la pareja.
  10. Mantén ordenada tu casa: mantener el orden de nuestro entorno y espacio, también nos va a ayudar a mantener nuestro orden mental. Muchas veces, nuestra habitación o casa, refleja cómo nos encontramos a nivel emocional. No es lo mismo enfrentarnos a una cocina llena de cacharros amontonados y sin fregar, a una cocina limpia y ordenada, y así, con todas las estancias de la casa.

En PsicoTorres continuamos atendiendo de manera on line. Si necesitas de nuestra ayuda en estos momentos, nuestro equipo estará encantado de acompañarte.

Puede ponerte en contacto en el 652123336 y te informamos de todo. Quedamos a vuestra disposición. Mucho ánimo a tod@s!!

PorAlba Sanchez

Coronavirus: estrategias psicológicas

Existe una preocupación mundial en estos momentos y es el CORONAVIRUS. Por responsabilidad social muchos somos los que nos hemos sumado al lema «Quédate en casa». Es algo poco agradable para todos paralizar nuestra vida y en las redes sociales están saliendo iniciativas chulísimas para sobrellevar la cuarentena.

Desde nuestra posición como psicólogas queremos proporcionar algunas estrategias para las personas que en estos momentos sientan una crisis a nivel emocional. No nos referimos en exclusiva al tema del coronavirus, sino que en estos momentos de aislamiento las personas pueden tener recaídas a nivel emocional en general. Por ejemplo, una persona con ansiedad, en base a la situación actual, puede que sienta un empeoramiento de sus síntomas. Otro ejemplo puede ser una persona con depresión que estaba empezando a recuperar su vida normal, empezaba a salir y ahora tiene que permanecer de nuevo en casa. Por otro lado, estamos muy acostumbrados a la multitarea, no solemos estar conectados con nosotros mismos y nuestros pensamientos. Puede que estos días descubramos ciertas cosas que no nos gustan o puede que no gestionemos bien la soledad. Para todo este tipo de asuntos, o muchos otros, pueden servir los ejercicios que proponemos a continuación.

Elaborar un plan de emergencia emocional.

Es importante analizar de forma anticipada las posibles cosas que podemos hacer para gestionar un momento de bajón. Hay que tener en cuenta conductas o pensamientos que nos pueden ayudar en los momentos de crisis. Cuando entramos en pánico, puede ser complicado gestionar de forma adecuada la situación, por lo que podría ser positivo ponernos por escrito una especie de instrucciones a seguir que podamos utilizar posteriormente. Se puede hacer de forma específica con el tema del coronavirus, si es lo que nos angustia, o teniendo en cuenta otros aspectos.

En los siguientes links os aportamos distintas pautas psicológicas para abordar algunas situaciones problemáticas que pueden surgir. Como son, por ejemplo,  la Ansiedad y los problemas de pareja.  Pueden dar ideas para elaborar nuestro propio plan de emergencia.

casa

Si resulta complicado descubrir por nosotros mismos que cosas nos hacen sentir bien en los momentos más críticos, sería conveniente iniciar un tratamiento psicológico para descubrirlo y desarrollar en terapia el plan de acción a seguir.

Crear la caja de los recursos.

Podría también ser interesante crear nuestra propia caja de recursos emocionales. En esta caja tiene que aparecer todo tipo «recursos» que nos ayuden a sobrellevar los malos momentos. Podemos meter los números de teléfono de las personas a quienes llamar, fotos de seres queridos, algún amuleto, algún recuerdo entrañable, lo que cada uno quiera y le haga sentir bien. En la terapia psicológica podemos ayudar a descubrir cuáles son los recursos que nos hacen sentir bien.

Elaborar un mantra.

Otra estrategia emocional con la que podemos contar es elaborar un mantra. Esto es una especie de lema que nos decimos a nosotros mismos para generarnos paz y tranquilidad. Puede ser cualquier cosa, una frase de una canción, de una poesía, de una película, una palabra clave o lo que cada uno quiera. Hay que convertirlo en algo personal, algo que forme parte de nosotros. Para ello, tendremos que practicarlo mucho con el fin de que nos salga automático.

terapia online

Desde Psicotorres queremos transmitir un mensaje de calma con respecto al coronavirus. Nuestro equipo de psicólogos sigue ejerciendo de forma online. Por lo que podéis poneros en contacto con nosotros a través del número de teléfono 653234336 y os informamos de todo. Estamos a vuestra disposición. ¡Mucho ánimo para el aislamiento!

 

 

PorAlba Sanchez

Interacciones negativas en las parejas: Tips para bloquearlas.

Como decíamos en el post anterior, cuando las parejas acuden a consulta suelen hablar mucho de lo que hace mal el otro miembro. De esta manera, se crea un circulo vicioso muy difícil de parar. Por ese motivo, este post esta dedicado para dar una serie de tips que ayuden a bloquear las interacciones negativas o esos círculos viciosos tan dañinos para la relación.

Para refrescar cuales son las interacciones negativas más comunes en las parejas, remitimos al post que habla sobre ¿En qué consiste la terapia de pareja?. Aquí podemos observar las distintas danzas de la pareja y los famosos jinetes del apocalipsis. Es importante identificar cual tiene cada uno para trabajarlo de forma concreta. Es posible que nos cueste identificar nuestra forma negativa de relacionarnos, ya que solemos tener puntos ciegos. En Psicoterapia, tras las primeras sesiones de evaluación, podemos ayudar a encontrarlos.

conflictos

Tips para bloquear las interacciones negativas.

  • Realizar una lista de ventajas e inconvenientes de la relación. Este clásico ejercicio puede ayudar a tomar decisiones sobre si continuar con la relación o separarse.
  • Decir dos elogios por cada crítica.
  • Crear un intento de desagravio que ambos reconozcan como un intento de reducir la tensión.
  • Cambiar las críticas por los anhelos. Este tip tiene que ver con la importancia de cómo se transmite el mensaje. Es una labor a largo plazo cambiar nuestro estilo de comunicación. En terapia se pone mucho hincapié, ya que es una de las bases y no es una tarea fácil.
  • Dar un euro por insulto. Es una forma de concienciar y castigar la conducta con el fin de eliminarla.
  • Buscar al menos el 1% de razón que tiene el otro en una discusión.
  • Pautar discusiones estructuradas eligiendo un par de momentos a la semana para hablar de las discrepancias surgidas. Esta tarea es recomendable que se practique antes con el terapeuta, este debe explicar detalladamente las reglas básicas. Además, en algunos casos puede ser contraproducente.
  • Utilizar la famosa estrategia del «Tiempo fuera» para respirar unos minutos y autorregularse.
  • Bloquear las conductas de los celos revisando con el terapeuta qué los refuerza, como por ejemplo los interrogatorios, el control del teléfono, etc.
  • Por cada agravio que hayamos sentido buscar otro momento de desagravio que nos ayude a compensar.
  • Realizar rituales terapéuticos para pasar página de algún conflicto irresoluble.

interacciones negativas

Estos son algunos de los ejercicios que han demostrado su eficacia en la terapia de pareja. Como decimos siempre, no todo vale para todo el mundo. Hay que evaluar el caso y ver de que forma podemos adaptar las estrategias. Si estás interesado en realizar una terapia de pareja o una terapia individual por una problemática como esta, contacta con PsicoTorres. Estamos en Calle María Auxiliadora, número 74, 2ºB y Calle María Auxiliadora, número 55, Entreplanta 1. Pide tu cita en el 653234336.

PorAlba Sanchez

Interacciones positivas en las parejas: Tips para fomentarlas.

En anteriores ocasiones, hemos hablado sobre El amor y sus tipologías, sobre ¿En qué consiste la terapia de pareja? y de alguna de las técnicas que se utilizan cuando la demanda principal es de ámbito sexual (Focalización Sensorial: Técnica para combatir las disfunciones sexuales). En esta ocasión, vamos a dar unos pequeños tips para fomentar las interacciones positivas en las parejas. Es decir, el objetivo de estos tips es incrementar el acercamiento de las parejas para que se sientan más conectadas.

 

Interacciones positivas

Tips para fomentar las interacciones positivas en las parejas.

  • Activar el radar para ver las cosas positivas que realiza nuestra pareja. Cuando las personas acuden a terapia parece que solo ven las cosas malas. Por ello, es importante poner especial atención a lo bueno. Apuntarlo y señalarlo a la pareja refuerza que esta lo repita.
  • Elaborar una lista de cuidados que deseamos recibir de nuestra pareja y poner atención a si nuestra pareja las realiza. Es importante anotarlo y hablar sobre ello.
  • Expresar lo que queremos a nuestra pareja. Se suele pensar que «si me conociera lo sabría». Esto es uno de los mitos más dañinos a eliminar.
  • Buscar juntos un símbolo entrañable que represente la relación.
  • Crear juntos un álbum de buenos recuerdos.
  • A veces caemos en la rutina por lo que sería positivo sorprender con algo diferente a nuestra pareja con mayor frecuencia.
  • Tener citas románticas más a menudo donde está prohibido hablar de los conflictos.
  • Elaborar el bote de los deseos. Estos tienen que ser fáciles de cumplir por el otro miembro de la pareja, cada uno tiene que tener el suyo y no puede aparecer la palabra NO.

Es importante aclarar que estos tips no sirven para todo el mundo, ni para todas las situaciones. Simplemente queremos hacer un acercamiento a nuestra forma de trabajar en la consulta. Esto no es una lista de pasos a seguir para tener una maravillosa relación de pareja. Eso no es posible, las personas somos mucho más complejas y hay que analizar cada caso de forma individualizada para poder adaptar el método de trabajo. En los próximos post seguiremos dando más tips para tratar distintas temáticas de pareja.

Pareja

Estamos en calle María Auxiliadora, Nº74, 2ºB y Calle María Auxiliadora, Nº 55, Entreplanta. Puedes ponerte en contacto en el 653234336 e informarte sin compromiso.

PorAlba Sanchez

Nuevo Servicio: Peritaje Psicológico

En PsicoTorres hemos realizado un convenio de colaboración con el Dr. Manuel Picado Méndez, director de la clínica PsicoSana, quién formará parte del equipo multidisciplinar para llevar el nuevo servicio de Peritaje Psicológico. El Dr. Picado cuenta con más de 30 años de experiencia como Psicólogo clínico, Neuropsicólogo y Psicólogo Forense, por lo que puede realizar una evaluación biopsicosocial completa para realizar los peritajes.

¿En qué consiste el peritaje Psicológico?

Muchas veces nos vemos inmersos en procesos jurídicos que requieren de la  intervención de varios expertos como abogados, jueces… y también Psicólogos. El Psicólogo es el encargado de mediar entre las diferentes partes o de realizar un estudio objetivo sobre las capacidades mentales y físicas de una persona. En ocasiones, esa evaluación puede ser determinante para una sentencia judicial, como por ejemplo quién se queda la custodia de los hijos.

Existen diferentes tipos de peritajes psicológicos, vamos a conocerlos:

1. Ámbito Penal

El peritaje psicológico en este ámbito tiene dos objetivos independientes:

  1. Valorar a la víctima, es decir, cómo le han afectado los hechos y/o la veracidad de su testimonio. En PsicoTorres contamos con diversa formación para poder atender demandas sobre abuso sexual infantil, bullying, ciberbullying, violencia de género, maltrato infantil, acoso sexual, etc.
  2. Valorar al delincuente, es decir, su probabilidad de que vuelva a cometer el delito y/o su imputabilidad. La Imputabilidad se refiere a si tiene responsabilidad penal sobre el hecho cometido o no.

La imputabilidad es un concepto jurídico, no psicológico. Por ese motivo, los psicólogos para evaluarla debemos transformar esa cuestión en dos preguntas:

  • ¿Entiende lo que ha hecho? Evaluamos la comprensión de los hechos.
  • ¿Qué motivo le ha hecho realizar ese tipo de comportamiento? Evaluamos sobre la voluntad o motivación.

En este sentido, realizamos una serie de pruebas para responder con fiabilidad a esas preguntas. Según los resultados de las pruebas, se plantea que puede haber atenuantes o eximentes de la responsabilidad. ¿Qué significa?

  • El psicólogo puede proponer un atenuante cuando tras su evaluación concluya que una persona tiene mermadas sus capacidades cognitivas (comprensión de los hechos) y volitivas (motivación). Ese atenuante sirve para reducir la condena. Por ejemplo, una persona puede ir a un centro de recuperación en lugar de ir a prisión.
  • El psicólogo puede proponer un eximente cuando las capacidades cognitivas y volitivas de la persona estén anuladas. En este caso, la persona podría ser considerada como inimputable, es decir, sin responsabilidad penal sobre los hechos cometidos.
Distintas fases en las que el Psicólogo puede ser de utilidad en este ámbito:
  • Fase de Instrucción: en esta fase el juez investiga los hechos. Evaluamos la declaración de los testigos, víctimas y acusados.
  • Juicio oral: la función del psicólogo es ir a ratificar, es decir, a defender y explicar el informe que hayamos elaborado.
  • Ejecución de la sentencia: es el momento donde se realiza la condena. El Psicólogo puede proponer que vaya a un centro de tratamiento, que tratamiento le vendría mejor, etc.
  • Vigilancia penitenciaria: la labor del psicólogo, entre otras,  es evaluar la evolución del sujeto en el tratamiento.

2. Ámbito civil

 El objetivo del peritaje psicológico, dentro de este ámbito, consiste en ayudar a tomar decisiones sobre una serie de cuestiones relacionadas con las separaciones y el ámbito familiar:

  • ¿Quién se lleva la custodia de los hijos?
  • ¿Cómo será el régimen de visitas?
  • ¿Quién se queda la vivienda?
  • ¿Habrá pensión compensatoria?

La función del psicólogo es muy importante para evaluar quién está más capacitado para obtener la guarda y custodia. Para ello, se evalúa la capacidad de los padres para cuidar a los hijos, es decir, para atender sus necesidades de manera diaria. Hay tres tipos de guarda y custodia:

  1. Exclusiva: uno de los padres cuidará de los hijos.
  2. Partida: uno de los padres cuida a un hijo y el otro al otro hijo.
  3. Compartida: el juez otorga a los dos padres por igual la capacidad de cuidar a los hijos.

Puede ser que los niños ante la separación de los padres sufran el síndrome de alienación parental. La labor del Psicólogo también es evaluarlo. Este síndrome fue inventado por Gardner, quién lo utilizó para explicar porque los niños no quieren estar con alguno de los padres.

Por otro lado, también se pueden realizar contrainformes, es decir, un informe de otro informe realizado por otro profesional. El juez tendrá en cuenta el informe que tenga mayor validez.

3. Ámbito social

Dentro de este último ámbito el peritaje psicológico puede ser útil de diferentes formas:

  • El papel del Psicólogo es fundamental en el caso de accidentes laborales o conflictos de trabajo. Su función es evaluar cuál de las dos partes, si el empresario o el trabajador, llevan razón.
  • El Psicólogo forma parte del equipo técnico encargado de valorar el grado de minusvalía de una persona. Hay diferentes procesos que hacen que resulte necesario valorar la posibilidad de incapacitar a una persona, como son: el deterioro cognitivo grave, la discapacidad intelectual y los cuadros psicológicos graves, entre otros.

La incapacidad es un constructo jurídico no psicológico, por lo que no podemos incapacitar a nadie en nuestra consulta. Sin embargo, la decisión jurídica se avala en los datos clínico del equipo pericial, que como decíamos, está formado por psicólogos.

Por otro lado, es importante saber que se puede incapacitar para algo concreto. Por ejemplo, quitar la capacidad de tener un negocio pero tener la capacidad de decidir sobre su testamento. Asimismo, la sentencia se puede modificar como podría ser el caso de cuadros clínicos transitorios y reversibles que tras varias semanas, meses o años, se puede recuperar la capacidad de tomar decisiones. Un ejemplo de ello sería una depresión mayor.

En PsicoTorres estamos formadas en estas técnicas, si crees que podemos ayudarte no dudes en consultarnos. Estamos en calle María Auxiliadora, Nº74, 2ºB y María Auxiliadora Nº 55, Entreplanta 1. Llámanos al 653234336.

PorDra. Carolina Torres

PSICÓLOGOS EN SALAMANCA

El centro de Psicología sanitaria PsicoTorres lo conforman dos psicólogas especializadas en diferentes vertientes de la psicología. Carolina Torres y Alba Sánchez forman este equipo en el que prima la cooperación, la supervisión y la motivación por estudiar cada caso al milímetro.

En el centro de Psicología PsicoTorres encontrarás ayuda para tratar tanto problemas en adultos, como en adolescentes y niños, así como familiares y de pareja. Dentro de los problemas psicológicos que tratamos se encuentran la ansiedad, depresión, problemas del sueño, problemas de conducta, problemas de pareja, psicología adolescente, psicooncología, psicología infantil, terapia sexual, duelo, problemas de autoestima, crecimiento personal, orientación, mediación, adicciones, problemas de la conducta alimenticia y un largo etcétera.

Carolina Torres es la directora del centro y lleva años de experiencia y de formación continua. Es doctora en Psicología por la Universidad de Salamanca, en la que colabora actualmente como profesora formando en prácticas a alumnos del Máster de Psicología General Sanitaria. Además, es especialista en terapia psicoanalítica, en orientación, mediación y psicología sanitaria.

Alba Sánchez es Psicóloga sanitaria, y cuenta con una amplia formación en diversas disciplinas de la Psicología como es la psicooncología, psicología deportiva, adicciones, problemas de pareja y terapia sexual.

Entre las dos, forman un equipo muy completo en el que podrás encontrar la ayuda psicológica que necesitas para tratar cualquier dificultad que te encuentres. Además Carolina y Alba tienen un programa de radio llamado “viaje a través del diván” en Radio Oasis, 106.4 de Salamanca, en el que puedes escucharlas tratando temas de psicología y actualidad.

Si estás buscando una psicóloga o psicólogo en Salamanca, te animamos a que conozcas el centro y a nosotras, estaremos encantadas de explicarte cualquier duda que tengas.

Para el equipo de PsicoTorres la Psicología no es un trabajo, es una forma de vida.

Puedes visitarnos en Calle María Auxiliadora, 74, 2B, en Salamanca. También puedes contactar con nosotras en el 653 234 336 o en carolina@psicotorres.es o bien alba@psicotorres.es

 

PorDra. Carolina Torres

¿En qué consiste la terapia de pareja?

El amor es algo sobre lo que todo el mundo habla. Hay millones de películas de amor,  canciones, poemas, novelas… la pena es que no siempre nos transmiten una idea adecuada. Hay muchos mitos que rodean a este constructo y nos hacen tener unas expectativas desmesuradas e injustas acerca de la persona que amamos. La finalidad de este post es dar a conocer cómo puede ayudar una terapia psicológica ante los problemas de pareja.

Una terapia relacional o de pareja consiste en explorar los patrones de interacción que existen en la pareja y las necesidades individuales de cada uno de los miembros. La relación de pareja es un contexto orientado a satisfacer una serie de necesidades básicas que tenemos las personas. Si estas necesidades no están resultas se produce malestar y comienzan los problemas. Estas necesidades las podemos agrupar en dos grandes categorías:

  1. Necesidad de Apego-Intimidad-Sexualidad: Las relaciones amorosas se construyen teniendo en cuenta estos tres sistemas, son independientes pero están conectados. Estamos hablando de la necesidad de vincularse con el otro.
  2. Necesidad de Identidad-control-Autonomía: Estamos hablando de la necesidad de sentirse una persona independiente con el control de su vida.

En este sentido, cada miembro de la pareja debe preguntarse: ¿Qué necesidades tiene mi pareja? ¿Qué competencias tengo yo para  satisfacer esas necesidades? En consulta es uno de los aspectos que más se trabajan. Las competencias que tenemos que poner en práctica son:

  1. Competencia de amar e intimar: Consiste en prestar atención a las emociones de tu pareja y saber responder de manera adecuada a ellas. Eso fomenta un clima de confianza y seguridad.
  2. Competencia para negociar: Tienen mucho que ver con los estilos de comunicación. Hay tres formas de comunicarse y solamente una de ellas es la correcta.
    1. Sumisión: Personas que no dicen lo que sienten y piensan. Callan y cuando no pueden más es común que pasen a tener un estilo agresivo.
    2. Agresividad: Expresan dañando a la otra persona. Suele haber críticas no constructivas, ataques, desprecios, burlas.
    3. Asertividad: Expresan lo que sienten y piensan sin dañar a la otra persona. Hay una variante en este estilo de comunicación denominado el silencio asertivo. Consiste en guardar silencio cuando sabes que la otra persona no está en disposición para recibir la información, por ejemplo ante un agresivo. También son los casos de “sincericidio”. A veces tenemos la necesidad de expresar ciertos pensamientos para “quitarnos un peso de encima”, pero hay que tener cuidado con cómo recibe esa persona la información, incluso utilizando buenas palabras. Hay que preguntarse hasta qué punto es positivo expresar todo.

Al hablar de los estilos de comunicación hemos ido dando unas pinceladas de lo que los psicólogos denominamos los cuatro jinetes del apocalipsis. Estos son los cuatro intercambios más comunes que suelen generar problemas en la pareja. Cada uno de ellos tiene un “antídoto” por el que hay que sustituirlo.

  1. La crítica: Engloba la personalidad de la otra persona, es general y estable. Implica culpa. Hay que sustituirlo por la QUEJA, es concreta y se refiere a las conductas o situaciones específicas. Una manera de expresar una queja que trabajamos en terapia es mediante la técnica del SMS YO: “Yo me siento… cuando tú haces…” Es un mensaje basado en nuestras emociones. Nosotros no tenemos la capacidad, ni el derecho de cambiar a nadie, no hay que ordenar, ni obligar a nadie a cambiar. Esta idea es muy importante, porque el amor es libre. La otra persona tiene que tomar la decisión sobre si quiere o no cambiar de actitud.
  2. Desprecio: Las faltas de respeto hay que eliminarlas por completo. Es un grado más alto de la crítica. Se puede manifestar a través de las burlas, el sarcasmo, insultos, gestos, escepticismo, etc.
  3. Actitud defensiva: Consiste en contestar con críticas a otras críticas. Esta postura niega la propia responsabilidad del conflicto no asumiendo una parte de aprendizaje o cambio para solucionar el conflicto.
  4. Actitud evasiva: Es una estrategia negativa que nos aleja, una vez más, de la solución. En este caso se está evitando el problema a través de actitudes de silencio, expresiones corporales, inexpresividad, pasividad, etc.

Como decíamos, si las necesidades de la pareja no están satisfechas se va a producir un malestar relacional. Un ejemplo de este malestar lo pueden manifestar a través de los cuatro jinetes anteriormente expuestos, pero además de ellos  hay otros patrones de interacción negativa, también conocidos como danzas de la pareja o reciprocidades negativas.

Las dos danzas más comunes relacionadas con la necesidad de Apego-intimidad-sexualidad son:

  1. Persecución-distanciamiento: Una de las dos personas se aleja y la otra persona lo persigue para no perderlo. La persona A percibe una amenaza de pérdida por lo que siente tristeza, miedo y lo expresa a través de la ira. Es decir, PERSIGUE a la otra persona. Ante esta situación, la persona B siente ansiedad e inadecuación, por lo que responde con una HUIDA o un distanciamiento. Este patrón muestra una necesidad de apego no resuelta que se refleja a través de una protesta, desesperación y finalmente desapego.
  2. Escalada: Una persona demanda una insatisfacción (crítica) y la otra persona responde con una crítica más intensa, lo que se convierte en un círculo vicioso. Es una danza que refleja la actitud defensiva.

Ejemplos de reciprocidad negativa que tienen que ver con la necesidad de Identidad-Control-Autonomía son:

  1. Control-Sumisión: Una persona intenta controlar a otra a través de la ira (estilo de comunicación agresivo) y la otra responde con sumisión.
  2. Control-Control: Ambas personas quieren mantener el control.

También suele haber patrones mixtos de interacción negativa donde la danza puede responder a necesidades de apego de un miembro y necesidades de control del otro miembro. Asimismo, existe la posibilidad de que la danza responda a la necesidad de ambas dimensiones en alguno de los dos miembros.

Repetimos, es de suma importancia identificar tanto las necesidades individuales,  como los patrones de interacción que están influyendo en la pareja. En Psicotorres podréis encontrar la ayuda que necesitéis. Contactar a través del número de teléfono: 653234336 o mail: carolina@psicotorres.es. Estamos en Calle María Auxiliadora 74, 2ºB, Salamanca.