¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?

PorDra. Carolina Torres

¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?

¿Por qué hay tantas rupturas de pareja en vacaciones?

 

Estamos en agosto y seguro que muchos están iniciando sus periodos vacacionales y muchos otros, acaban de finalizarlos.

Es en esta época, en la que disponemos de mayor tiempo para disfrutar de la pareja y la familia, precisamente esto que a priori puede resultar algo digno de alegría, puede llegar a causar un elevado estrés y que afloren todos los problemas que permanecen subyacentes en la pareja.

Esto es así, porque a lo largo del año, nos encontramos sumergidos en nuestras rutinas, horarios, trabajo y demás quehaceres. Podemos convivir con nuestra pareja, pero sin pasar tiempo de calidad con ella, es decir, vivimos juntos, pero nos vemos únicamente a la hora de cenar cuando llegamos exhaustos de un duro día de trabajo. Este hecho hace que, si no nos esforzamos por buscar tiempo de calidad con nuestra pareja y forjar unas buenas bases de comunicación, en el momento que nos encontremos pasando 24 horas juntos, todos los problemas van a salir a la luz.

Las discusiones pueden darse por varias razones:

  1. La toma de decisiones

En el momento de preparar las vacaciones surgen diferentes aspectos en los que hay que ponerse de acuerdo y decidir, empezando por el lugar de destino, cuánto presupuesto tenemos, el tipo de viaje que buscamos (si activo, o de relax), si las compartimos con los niños o nos tomamos unos días para estar en pareja, el tiempo de duración de las vacaciones, etc.

En las respuestas a estas preguntas, se deja ver la personalidad de cada miembro de la pareja:

  • uno puede entender que las vacaciones son para dormir, descansar y estar sin horarios y la otra parte, entender que las vacaciones son para exprimir al máximo el tiempo y descubrir lugares y rincones nuevos.
  • Según el tipo de relación familiar que tengamos, hay parejas que deciden que es necesario pasar unos días románticos para ellos solos, para disfrutar el uno del otro, y hay otras parejas que no conciben separarse de los niños ni un fin de semana. Esto es algo que también generará conflicto si no lo hemos abordado anteriormente.
  • El tiempo que estaremos de vacaciones también puede ser motivo de conflicto: hay personas que quieren estar todo el tiempo viajando y otras que prefieren pasar unos días fuera y el resto en su casa.
  • La inversión económica en las vacaciones pone de manifiesto la relación que cada uno tenemos con el dinero y en qué decidimos gastarlo.

Para dar respuesta a todas estas preguntas, se abrirán debates o discusiones en que habrá que hacer concesiones y puede resultar que a uno de los miembros de la pareja le parezca que ha cedido demasiado y surja la irritabilidad y el mal humor. Sin embargo, si prevalece el respeto mutuo y no luchamos por llevarnos la razón, sino que miramos por el interés común de la pareja, lograremos disfrutar conjuntamente y el acercamiento de la pareja se verá reforzado.

  1. Los problemas de comunicación

Una buena comunicación en la pareja es la base de toda relación sana. Sin embrago, en muchas ocasiones evitamos abordar las diferencias de parecer con la pareja o evitamos aspectos que puedan ser motivo de discusión o debate. Esto puede pasar porque estamos demasiados cansados como para tener una “discusión”, porque tengamos una personalidad evitativa y evitemos a toda consta cualquier tipo de conflicto, por miedo a perder a la pareja si digo lo que pienso (asertividad), porque pensamos que el otro no tiene tiempo para escucharnos…

¿Qué podemos hacer para mejorar la comunicación en la pareja?

  1. Afrontar las diferencias: los aspectos que nos guardamos por “dejarlo pasar” al final siempre salen a la luz de una manera inadecuada en forma de reproche, irritabilidad…es de suma importancia tratar las cosas al momento, desde el respeto, la empatía y la escucha.
  2. No pretender que nuestra pareja adivine lo que queremos: tendemos a pensar que como es nuestra pareja, mis expectativas sobre lo que él/ella haría se tienen que ver realizadas sin expresar absolutamente nada. Esto es un error muy común. Tenemos que perder el miedo a pedir y a decir lo que nos gusta, porque nuestra pareja, adivina no es.
  3. Intentar buscar tiempo de calidad en la pareja y tiempo de conversación: cenas con música, escapadas de fin de semana, en definitiva, tiempo para estar juntos A SOLAS.
  4. Tener detalles con nuestra pareja.
  5. Preguntar por los deseos de nuestra pareja y expresar los nuestros propios, las ilusiones, nuestros valores…
  6. Entrenarnos en la toma de decisiones, resolviendo pequeños conflictos que puedan surgir en el día a día, en común y con respeto.

Si a pesar de estos tips no somos capaces de reconducir nuestra relación, quizá sea el momento de acudir a un profesional. En PsicoTorres os ayudamos con los problemas de pareja, ayudando a mejorar vuestra comunicación y vuestra intimidad. Pueden contactar a través de nuestro teléfono 653 234 336 o mail: carolina@psicotorres.es Estamos en Calle María Axiliadora 74 2B, Salamanca

 

 

 

 

 

About the author

Dra. Carolina Torres administrator

Deja un comentario