Archivo de etiquetas Obsesiones

PorAlba Sánchez Morán

Pensamientos rumiativos sobre el COVID-19

Empiezan las buenas noticias con respecto al coronavirus, la curva de los contagios va disminuyendo lo que permite que comencemos con la desescalada. Muchos habrán disfrutado de las pequeñas salidas pero otros tendrán nuevos miedos o verán agudizados sus temores conocidos.  Es posible que el miedo al contagio, en principio normal, se convierta en pensamientos rumiativos donde el COVID-19 es el monotema de su mente. Todo ello, puede derivar en cuadros clínicos como el TOC  (ver enlace), trastorno que ya explicamos con anterioridad.

En estos tiempos, es normal y necesario que todos tengamos un nivel de alerta superior al habitual. Algunas pequeñas dosis de activación nos permiten estar protegidos y atentos a posibles peligros reales. Es real que tenemos que tener unas medidas de seguridad, como son: la distancia, la mascarilla, los guantes, una buena higiene de manos, una buena limpieza de nuestro hogar o lugar de trabajo, etc. Puede ser más peligroso no ser conscientes de esto. Sin embargo, también es peligroso para nuestra salud mental extremar los rituales de limpieza como forma de compulsión o tener pensamientos rumiativos sobre el COVID-19. Es momento de pedir ayuda profesional si creemos que nuestros pensamientos o rituales están dominando nuestra vida.

obsesiones y compulsiones

¿Cómo manejar los pensamientos rumiativos?

En consulta, tras realizar un estudio individualizado del caso, veríamos qué herramientas o técnicas son más oportunas a utilizar. Algunas estrategias psicológicas que han mostrado su eficacia para abordar, a nivel sintomático, problemáticas como el TOC son: técnicas de exposición, la desensibilización sistemática la restructuración cognitiva (ver enlaces), todas explicadas en nuestros anteriores post.

También existen otros ejercicios que se pueden utilizar de forma alternativa o paralela a estas técnicas que han demostrado tener muy buenos resultados. Os contamos algunos de los que solemos realizar en terapia.

Técnicas de distracción del pensamiento

Para romper el automatismo de las obsesiones o compulsiones nos puede servir realizar conductas alternativas que distraigan nuestra atención. Hay muchos ejercicios con esta finalidad. Como no sirve todo para todo el mundo, hay que ir probando en terapia distintas formas de hacerlo.

El uso del humor

Para eliminar el bucle de las rumiaciones una tarea interesante puede ser cantar la obsesión en lugar de pensarla. También poner voces raras o divertidas a la obsesión cumpliría la misma finalidad que la anterior tarea citada. Otro ejercicio para combatir los pensamientos intrusivos sería «el comentarista de Radio malas noticias» donde nosotros mismos, cuando reconozcamos que estamos siendo catastrofistas, usemos el humor para restructurarnos el pensamiento. Las redes sociales nos dan una información positiva en este sentido, hay miles de memes, parodias, chistes o canciones que nos pueden servir de ejemplo o guía para crear nuestras propias herramientas personales.

Ejercicios para trabajar las obsesiones y compulsiones

Si sientes que la situación actual te desborda, o que necesitas ayuda con cualquier otro aspecto de tu vida, en PsicoTorres estamos para ayudarte. Somos un equipo de Psicólogos especializados en distintos temas. Llama para pedir información al 653234336.

PorAlba Sánchez Morán

Trastorno obsesivo compulsivo

El Trastorno obsesivo compulsivo está dentro de un grupo de trastornos que tienen en común el síntoma de la ANSIEDAD. Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre ¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?. También sobre algunos de sus SÍNDROMES CLÍNICOS como el Trastorno de Pánico con o sin Agorafobia y los Trastornos Fóbicos, ya sean Fobias específicas o la Fobia social. Asimismo, hemos hablado de  CÓMO MANEJAR LOS SÍNTOMAS. En esta ocasión, vamos a profundizar sobre el Trastorno obsesivo compulsivo, también conocido por sus abreviaturas como TOC.

¿En qué consiste el Trastorno obsesivo compulsivo?

Una persona que tiene un trastorno obsesivo compulsivo desplaza su angustia sobre contenidos psíquicos. Es decir, tiene ideas, sentimientos e impulsos no deseados que se imponen intrusivamente. Teme que le pase algo si no hace algo. La persona es totalmente consciente de que es una bobada pero no puede evitarlo. En el momento que deje de pensar que es una bobada, ya no estamos hablando de un trastorno obsesivo compulsivo, sino de ideas delirantes, es decir, entramos en el terreno de la psicosis. Recientemente, han realizado una película que muestra la realidad del trastorno obsesivo compulsivo. Mostramos el tráiler en el siguiente enlace: TOC-TOC.

Trastorno obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo está compuesto por:

  1. Obsesiones: son ideas obsesivas o rumiaciones. Las más comunes son:
    • Miedo a contaminarse o contagiarse.  «Me voy a contagiar del coronavirus».
    • Obsesivo-comprobador o dudas obsesivas. «¿Habré cerrado la puerta de casa?», «¿Lo he hecho bien?».
    • Obsesivo-acaparador. Esta persona tiene miedo a tirar algo por si en el futuro le hace falta. Es diferente al Síndrome de Diógenes. La persona con este síndrome recoge, el obsesivo acaparador lo que hace es no tirar.
    • Obsesivo-controlador: Son personas con miedo a perder el control. «Si cojo al bebé, lo voy a tirar por la ventana».
  2. Compulsiones: son actos que realiza la persona con el fin de contrarrestar la angustia, el miedo o ansiedad que sienten. Los más frecuentes son:
    • Comprobaciones. Por ejemplo, revisar varias veces si he cerrado bien la puerta, si he dejado la luz encendida, si llevo el móvil encima, etc.
    • Rituales de limpieza. Por ejemplo, me lavo las manos cada vez que toco algo, limpio sobre limpio, etc.

Tratamiento.

Como hemos mencionado las personas con este trastorno DESPLAZAN la angustia que sienten a contenidos psíquicos. Esto significa que los síntomas que muestra la persona únicamente son la punta del iceberg. Como decimos siempre, si no vamos al origen, si no vamos a lo que realmente preocupa a la persona, si no expresa su angustia a través de la palabra, de nada nos sirve actuar en eliminar los síntomas únicamente. Porque eliminamos un síntoma y se desplaza su angustia en otro diferente. Es poner un parche al dolor en lugar de sanar la herida.

Son tratamientos a largo plazo, que requieren tiempo y análisis. Por supuesto, que atacaremos los síntomas para dar un bienestar a la persona más a corto plazo, pero no podemos quedarnos ahí. Los síntomas informan de que hay un conflicto sin resolver. Cuando sufrimos, el síntoma es la muleta que nos permite caminar. Muchas veces pensamos que es el enemigo y múltiples terapias comienzan con la frase «vengo a que me quites la ansiedad». La ansiedad no es un enemigo, es una alarma que nos indica que hay que trabajar en nosotros mismos, ya que estamos descuidando nuestras emociones.

En el siguiente Post, daremos algunos tips para trabajar las obsesiones y comprobaciones más haya de las Técnicas de exposición que ya mencionamos que tenían eficacia en el tratamiento con el trastorno obsesivo compulsivo.

Angustia

En PsicoTorres somos expertos en esta temática por lo que puedes contar con nuestro equipo para acompañarte en este proceso. Pide tu cita previa en el 653234336. Estamos en calle María Auxiliadora, número 74, 2ºB y Calle María Auxiliadora, número 55, entreplanta 1.