Viaje a través del diván – 009 – La comercialización del sufrimiento